Liberación del abogado de derechos humanos chino Gao Zhisheng

Deja un comentario

Matthew Robertson, Epoch Times

Después de pasar casi cinco años y medio de prisión, en cámaras de tortura en las montañas, en apartamentos de edificios anónimos, aislado de su familia y recientemente trasladado a una prisión remota, fue liberado Gao Zhisheng, uno de los defensores más importantes de derechos humanos en China.

Gao Zhisheng en una entrevista en su oficina en Pekín, 2 de noviembre de 2005. El conocido abogado de derechos humanos fue liberado de prisión después de cinco años y medio. (Foto: Verna Yu/ AFP/ Getty Images)

La noticia se propagó en Twitter, poco después de que su hermano, Gao Zhiyi, fue a recogerlo a la prisión de Shaya en la provincia de Xinjiang el 7 de agosto. Al parecer ambos hombres fueron escoltados por agentes de seguridad, para supervisar y restringir sus movimientos: un periodista de la Voz de América trató de hablar por teléfono con Zhisheng, pero sólo pudo intercambiar algunas palabras cuando oyó a su hermana decir: “Alguien viene” y se llevó el teléfono.

Su familia dijo que después de años de malos tratos en prisión, Gao Zhisheng tiene los dientes inferiores sueltos y los superiores tan mal que no puede masticar la comida. Para empezar, Gao Zhiyi acompañará a su hermano al dentista para componer sus dientes.

La esposa de Gao y sus dos hijos viven en California, no han visto a su marido y padre desde que tuvieron que huir a toda prisa de China en enero de 2009.

Una solución contra la extirpación forzada y tráfico de órganos en China

Deja un comentario

David Kilgour*

Persecución contra Falun Gong

Falun Gong o Falun Dafa es una disciplina espiritual que tiene como objetivo mejorar el cuerpo y la moral del practicante. Contiene características de los sistemas tradicionales, como el Qigong chino, el budismo y el taoísmo, combinados con una serie de ejercicios suaves. Debido a que Falun Gong creció sorprendentemente rápido en toda China desde su transmisión a la gente en 1992, el Partido comunista lo vio como una amenaza, lo calificó de culto, e inició la persecución contra sus practicantes a mediados de 1999 y sigue hasta ahora.

Portada del libro Bloody Harvest, escrito por David Kilgour y David Matas, sobre el asesinato de practicantes de Falun Gong por sus órganos. (Foto: Cortesía David Kilgout)

Portada del libro Bloody Harvest, escrito por David Kilgour y David Matas, sobre el asesinato de practicantes de Falun Gong por sus órganos. (Foto: Cortesía David Kilgout)

Después de 1980, el partido post-Mao comenzó a retirar fondos del sistema de atención a la salud en China, exigiendo que compensara el déficit de cargos por servicios, principalmente a pacientes no asegurados. La venta de órganos de presos ejecutados se convirtió en una fuente de ingresos para cirujanos, militares y demás participantes. Después de 1999, los prisioneros de conciencia de Falun Gong se convirtieron en un enorme banco de órganos vivos para los pacientes chinos ricos y los “turistas de órganos” extranjeros, que a menudo prefieren que sus “donantes” sean de Falun Gong, normalmente personas sanas, en lugar de los órganos de los condenados a muerte.

David Matas y yo encontramos muchas pruebas de este comercio en contra de Falun Gong. De acuerdo a nuestra investigación, contenida en el  libro Bloody Harvest, los practicantes de Falun Gong han sido asesinados por miles desde el año 2001, así grandes cantidades de sus órganos han sido objeto de tráfico para pacientes chinos y extranjeros. En el periodo de 2000-2005, llegamos a una cifra de 41, 500 de estos trasplantes tomando como base la cifra del gobierno de 60, 000 trasplantes en ese periodo de seis años, y el mejor cálculo de presos ejecutados (18, 500) en esos mismos años.

El Sr. Matas y yo visitamos una docena de países para entrevistar a los practicantes de Falun gong enviados a campos de trabajos forzados en China, que lograron salir de los campos y del país. Nos hablaron de su trabajo en condiciones atroces durante un máximo de dieciséis horas al día, sin goce de sueldo y con muy poca comida, condiciones de hacinamiento para dormir y tortura. Fabricaban una gama de productos para exportación, como subcontratistas de empresas multinacionales. Es una gran irresponsabilidad por parte de las grandes corporaciones y una violación a las reglas de la OMC, es un pedido a gritos por una respuesta efectiva a todos los socios comerciales de China. Todos los gobiernos, deberían prohibir las exportaciones que provienen de trabajos forzados, promulgando una ley que obligue a los importadores de cada país, probar que sus productos no son fabricados por mano de obra esclava.

Permítanme mencionar algunas pruebas que nos llevó a nuestra conclusión:

  • Los investigadores llamaron a hospitales, centros de detención y otras instalaciones de toda China, afirmando ser familiares de pacientes en espera de un trasplante. Preguntaron a los hospitales si tenían órganos de practicantes de Falun Gong en venta. Grabamos, transcribimos y tradujimos las confesiones de todas las instalaciones que usan órganos de practicantes de Falun Gong.
  • Los practicantes de Falun Gong que fueron detenidos, luego liberados y que finalmente salieron de China, dijeron que durante su detención, las autoridades les hacían sistemáticamente análisis de sangre y examinaban sus órganos, no así a otros reclusos. Los análisis de sangre y exámenes de órganos no eran para conservar la buena salud de los presos, ya que los torturaban rutinariamente, sino porque son necesarios para realizar trasplantes de órganos y la construcción de un banco de “donadores” vivos.
  • Entrevistamos a la exesposa de un cirujano del Hospital Sujiatun de la ciudad de Shenyang, provincia de Liaoning, ella dijo que su ex marido había quitado 2000 corneas a prisioneros de Falun Gong entre 2001 y 2003, fecha en la que se negó a continuar. Otros cirujanos habían extraído otros órganos, los practicantes de Falun Gong murieron durante la operación y sus cuerpos fueron incinerados.

En 2012, en el libro Órganos del Estado, el investigador Ethan Gutmann calcula que 65, 000 practicantes de Falun Gong fueron asesinados por sus órganos entre 2000 a 2008, elegidos entre 1.2 millones de practicantes encerrados en los gulags de trabajos forzados en China. Son campos similares a los creados por Hitler y Stalin, Mao los adaptó para el partido-Estado en los años 50. La firma de un policía es suficiente para encerrar a una persona por máximo tres años, sin mediar acusación, ni apelación. En 2007, un informe del gobierno de EE.UU. calcula que al menos la mitad de los detenidos en los 340 campos son practicantes de Falun Gong.

Algunas respuestas internacionales

Parlamento Europeo

David Kilgour estuvo nominado al premio Nobel de la Paz 2010. Abogado canadiense de derechos humanos (Foto: Cortesía David Kilgour)

David Kilgour estuvo nominado al premio Nobel de la Paz 2010. Abogado canadiense de derechos humanos (Foto: Cortesía David Kilgour)

En septiembre de 2006, el Parlamento Europeo llevó a cabo una audiencia y aprobó una resolución que condena la detención y tortura a los practicantes de Falun Gong, expresando preocupación por los informes sobre la extracción de órganos. Durante audiencias recientes en septiembre y enero, Tunne Kelam de la Comisión de Asuntos Exteriores, señaló: “Si no tomamos medidas serias contra estas prácticas, nos convertiremos en cómplices moral y políticamente.”

Estados Unidos

Desde junio de 2011, el formulario electrónico de solicitud de visas de no inmigrante para Estados Unidos (DS-160), pregunta a los solicitantes si no estuvieron implicados en el abuso de trasplantes de órganos.

En julio de 2013, Ileana Ros-Lehtinen (Republicana por Florida) y el diputado Robert Andrews (Demócrata por Nueva Jersey) introdujeron la Resolución 281 de la Comisión de Asuntos Exteriores, que pide al régimen chino ponga fin de inmediato al tráfico de órganos de sus prisioneros.

Israel

Israel aprobó una ley que prohíbe la venta e intermediación de órganos. La ley también terminó con el financiamiento, por el sistema de seguridad de salud, de trasplantes en China para ciudadanos israelíes. En su contribución al libro Órganos del Estado, Jay Lavee, director de la Unidad de Trasplantes de Corazón en el Centro Médico Sheba, explicó el voto favorable a la ley como una reacción a los abusos de trasplantes en China.

Irlanda

En julio pasado, la Comisión Mixta de Asuntos Exteriores y Comercio llevó a cabo una sesión y aprobó por unanimidad una moción que pidió al gobierno irlandés apoyar las iniciativas de la ONU y el Consejo de Europa para oponerse a la práctica de extracción forzada de órganos en China.

Australia

En el Parlamento de Nueva Galés del Sur, se presentó en 2013 un proyecto de ley contra el tráfico de órganos. Se prohíbe a cualquier residente australiano comprar un órgano que provenga del tráfico de donde sea. En marzo de 2013, el Senado australiano aprobó por unanimidad una moción instando al gobierno a oponerse a la extracción de órganos en China. La moción también pide al gobierno que siga el ejemplo de los Estados Unidos y establezca un nuevo formulario de solicitud de visado.

ONGs

Varias organizaciones médicas emitieron declaraciones instando a detener el saqueo de órganos en China. En 2006, la Asociación Médica Mundial (AMM) pidió a China que deje de utilizar a los presos como donantes de órganos. Recientemente, la AMM añadió un párrafo a su política, afirmando que la donación de órganos de prisioneros, de los países que practican la pena de muerte, no se aceptaría más.

Médicos contra la extracción forzada de órganos (DAFOH, por sus siglas en inglés) son eficaces en muchos países.

Nuestras recomendaciones

El Sr. Matas y yo animamos a los legisladores de todos los parlamentos del mundo a considerar nuestras recomendaciones, lo que incluye instar al partido-Estado en China:

  • Detener la represión a Falun Gong;
  • Detener la extracción de órganos a todos los presos;
  • Retirar al ejército del comercio de trasplantes de órganos;
  • Establecer y regular un sistema legítimo de donación de órganos;
  • Abrir todos los centros de detención, incluidos los campos de trabajos forzados, a una investigación internacional, y, finalmente,
  • Liberar a Gao Zhisheng y a otros presos de conciencia.

Poner en práctica las siguientes medidas hasta el cese de extracción de órganos a los presos:

  • Las contribuciones presentadas a las revistas médicas con respecto a cualquier trasplante realizado en China sean rechazadas; y finalmente,
  • Las compañías farmacéuticas de todo el mundo nieguen a sus gobiernos nacionales exportar a China los medicamentos usados en cirugías de trasplante.

Todos los gobiernos responsables tienen el deber de adoptar medidas para combatir el abuso internacional de trasplantes de órganos: legislación fuera de jurisdicción, denuncia obligatoria de turismo de trasplantes, sistemas de seguros de salud que nieguen pagar un trasplante realizado en el extranjero, prohibir la entrada al territorio a personas implicadas en el tráfico de órganos. La solución legislativa más simple es  prohibir el uso de órganos humanos que fueran objeto de tráfico por sus ciudadanos.

* David Kilgour fue Secretario de Estado de Canadá para Asia-Pacífico en 2002 y 2003. Diputado en el Parlamento de Canadá de 1979 a 2006. 

Políticos canadienses piden liberar a una prisionera china

Deja un comentario

Lu Chen, Epoch Times

Dos diputados canadienses pidieron pública y enérgicamente a las autoridades chinas, la liberación de una practicante de Falun Gong que está en huelga hambre desde hace más de un mes.

15 de abril de 2014, Huang Jinlin muestra una pancarta durante una conferencia de prensa en Calgary, Canadá, para exigir la liberación de su hija Chen Yinghua (Foto: Wu Weilin/ Epoch Times)

Joan Crokatt, diputado del Centro de Calgary, declaró: “La vida de Yinghua Chen está en peligro. El padre de Chen es ciudadano de Calgary y de Canadá, ayer le impidieron ver a su hija presa en el Centro de Detención no. 2 de Shijiazhuang. Está muy preocupado por ella, como yo.”

Otro diputado, James Lunney, en representación de Nanaimo Alberni, anunció: “Queremos que se tomen medidas de inmediato.”

Los políticos actuaron en parte debido a los gritos de la madre de setenta y cinco años de Chen, Huang Jinling, que el 15 de abril dio una conferencia de prensa llorando delante del consulado chino en Calgary.

En un momento, Huang dijo en voz alta: “¡Ayuden a mi hija! Se está muriendo”.

Chen Yinghua fue detenida el 12 de marzo en Shijiazhuang, capital de la provincia de Hebei, mientras acompañaba a su sobrina Bian Xiaohui a visitar al padre encarcelado por practicar Falun Gong, disciplina espiritual tradicional china perseguida por las autoridades comunistas desde 1999.

Después de que la policía les negara la visita, Bian empezó a protestar frente a la prisión, mostrando una pancarta en la que estaba escrito: “Quiero ver a mi padre”. Chen quiso apoyar a Bian en ese momento y le tomó fotografías. Según explicó Huang, la madre de Chen, durante una rueda de prensa, ambas fueron detenidas después de la protesta.

Según datos oficiales, durante la década de los 90, más de 70 millones de personas practicaban en China la disciplina espiritual Falun Gong, que enseña los principios de Verdad, Benevolencia, Tolerancia. La persecución, que se inició en 1999, condujo a la detención y el encarcelamiento en campos de trabajo o prisiones de cientos de miles de personas, a menudo torturadas. Las “cárceles negras” y los centros de reeducación, donde los agentes tratan de inducir a los practicantes de Falun Gong a renunciar a sus creencias, se encuentran por toda China.

Chen comenzó una huelga de hambre en cuanto fue arrestada. Lan, su abogado, la describe como “muy flaca” y “cerca de la muerte”. Al padre no se le permite a visitarla. El viernes, la madre de Chen explicó que la policía quería forzarla a comer, pero la condición de su cuerpo no lo permite.

Según su padre, Chen Zhiming, dijo en entrevista telefónica, que su hija fue acusada de hacer “actividades religiosas heréticas que perjudican la aplicación de la ley”. A menudo, la policía utiliza esta acusación contra los practicantes de Falun Gong, pero los abogados chinos la ven como carente de fundamento jurídico.

Chen añadió: “Primero la arrestan, luego escogen un cargo para castigarla.”

ONU acusa a Corea del Norte de crímenes de lesa humanidad

Deja un comentario

Por primera vez, un informe de la ONU acusa al régimen de Corea del Norte de crímenes de lesa humanidad a gran escala, y exige que la comunidad internacional actúe para que los responsables rindan cuentas.

Kim Jong-Un (gerarddirect.com)

Tan pronto como se distribuyó el informe, China, aliado histórico de Corea del Norte, confortó a Pyongyang, rechazando cualquier remisión del Consejo de Seguridad a la Corte Penal Internacional (CPI).

China reaccionó incluso antes de la publicación oficial del informe. “Presentar el informe a la CPI no ayuda a resolver la cuestión de derechos humanos en un determinado país”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Hua Chunying.

Corea del Norte ha cometido y sigue cometiendo muchos crímenes de lesa humanidad, señala el informe.

La Comisión, integrada por tres eminentes juristas internacionales, se formó en marzo de 2013, por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra.

Hace un llamado, en sus conclusiones, al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a que la CPI proceda.

El presidente de la Comisión de Investigación, el australiano Michael Kirby, dijo que después de la publicación de su informe, la comunidad internacional ya no puede alegar ignorancia como excusa para no actuar.

La Comisión considera que “cientos de miles de presos políticos murieron en los campos en los últimos 50 años”, “eliminados gradualmente por inanición deliberada, trabajos forzados, ejecuciones, tortura, violaciones.”

Los tres abogados establecieron que la cantidad de campos y prisioneros ha disminuido debido a la muerte y algunas liberaciones, pero estiman que “80,000 a 120,000 presos políticos están actualmente detenidos en cuatro grandes campos prisiones.”

Entre los crímenes de lesa humanidad, en especial la Comisión menciona “actos inhumanos que provocan intencionalmente hambre prolongada.”

Los tres abogados de la Comisión no pudieron ir a Corea del Norte, a pesar de su solicitud, pero se entrevistaron en muchos países con fugitivos y testigos para redactar el informe que consta de 372 páginas.

“Cientos” de funcionarios norcoreanos pueden ser responsables de estas violaciones y crímenes de lesa humanidad, según la Comisión de Investigación.

Michael Kirby señaló que el líder Kim Jong-Un también tiene “una gran responsabilidad.”

Propuso la creación de un órgano de supervisión de la ONU, con sede en la región para continuar registrando violaciones y preparar el enjuiciamiento de los responsables.

El informe encontró “más de 200,000 personas desaparecidas, incluso niños”, entre ellas sudcoreanos que partieron al norte, personas de origen coreano venidas del Japón así como japoneses y chinos.

Libro presenta la práctica macabra de la extirpación de órganos en China

Deja un comentario

Joan Delaney, Epoch Times

De dónde provienen exactamente los órganos utilizados para abastecer la lucrativa industria del trasplante en China, es una pregunta espinosa abordada en Órganos de Estado: abuso de trasplantes en China.

El candidato al Premio Nobel de la Paz, David Matas, habla en la presentación en Australia de su último libro Órganos de Estado: abuso de trasplantes en China. (Sonya Bryskine/ The Epoch Times)

El candidato al Premio Nobel de la Paz, David Matas, habla en la presentación en Australia de su último libro Órganos de Estado: abuso de trasplantes en China. (Sonya Bryskine/ The Epoch Times)

Editado por David Matas, abogado de derechos humanos en Winnipeg y por el Dr. Torsten Trey, director ejecutivo de Médicos contra la extracción forzada de órganos. Órganos del Estado es una colección de ensayos sobre la práctica ilegal de la extracción forzada de órganos de prisioneros en China, incluyendo los prisioneros de conciencia de Falun Gong.

Desde su lanzamiento inicial en junio, el libro tuvo varias presentaciones para llamar la atención hacia el problema.

La explicación oficial sobre el origen de los órganos trasplantados en China, país que no tiene un programa nacional de donación de órganos, es que los órganos provienen de los condenados a muerte.

Sin embargo, Trey encuentra fallas en esta historia, señalando que poco después de la prohibición de Falun Gong o Falun Dafa por el régimen chino en 1999, y el encarcelamiento de decenas de miles de practicantes, que han “servido de banco viviente pero sin su consentimiento como donadores de órganos.”

“Una vez que la sangre y tejidos correspondan con el receptor del trasplante, asesinan al practicante de Falun Gong seleccionado y extraen sus órganos”, escribió Trey en su ensayo.

Aunque no existe una cifra oficial, Matas estima que para proporcionar 10,000 trasplantes, asesinan a 1,000 presos condenados a muerte cada año por sus órganos, 500 trasplantes provienen de donantes de familiares; 500 de uigures, tibetanos y cristianos; y 8,000 de practicantes de Falun Gong.

La historia de la extirpación forzada de órganos a practicantes de Falun Gong en China apareció por primera vez en marzo de 2006, cuando un médico militar chino, un empleado del hospital y un periodista revelaron que mataban a miles de practicantes por sus órganos en los campos de trabajos forzados y hospitales de todo el país.

Más tarde en ese año, Matas fue coautor de un informe de investigación que muestra la extracción generalizada de órganos a practicantes de Falun Gong. El informe encontró que entre el año 2000 y 2005, hubo 41,500 trasplantes cuya única explicación son los practicantes de Falun Gong.

Los ensayos en Órganos del Estado proporcionan hechos, estadísticas, testimonios y postulan que matar a prisioneros por sus órganos es una violación a la ética médica más elemental.

Los autores también comparten su punto de vista sobre la manera de combatir la práctica e influir en los cambios con la esperanza de detener la extracción forzada de órganos en China.

“Cualquier persona preocupada por la ética médica sentirá escalofríos pero también alentado por este libro, escalofríos por la gran cantidad de prisioneros de conciencia, asesinados por sus órganos y alentados por las personas importantes en la profesión médica que se levantan para luchar en contra de este abuso”, dijo Matas en un comunicado de prensa.

Iniciativas internacionales contra el tráfico de órganos de practicantes de Falun Gong en China

Deja un comentario

David Kilgour*

Naciones Unidas

David Kilgour en una reciente conferencia en la Universidad McGill (Evan Ning/The Epoch Times)

Desde 2006, varios Relatores Especiales de la ONU han pedido al gobierno de China una explicación sobre las acusaciones de extirpación de órganos a practicantes aún con vida de Falun Gong. Pidieron al régimen que diera una explicación completa que refutara las afirmaciones, pero el gobierno chino no ha dado una respuesta significativa.

Los siguientes son dos puntos planteados por los Relatores:

  • “La extracción de órganos que se ha infligido a muchos practicantes de Falun Gong en una amplia variedad de ubicaciones con el propósito de poner a disposición órganos para trasplantes. Los practicantes recibieron inyecciones para inducir un paro cardíaco, y por lo tanto murieron en el transcurso de la cirugía de extirpación de sus órganos o inmediatamente después.”
  • “Se ha informado que empleados de los centros de trasplante indican que han utilizado órganos de practicantes de Falun Gong para trasplantes. Funcionarios de varios centros de detención han indicado que los tribunales están involucrados en la administración del uso de esos órganos.”

Pekín respondió con una negativa categórica. Los relatores, sin embargo, insistieron: “Recibimos nuevos informes sobre la extirpación de órganos a presos condenados a muerte y practicantes de Falun Gong[i]” e “información recibida de que los practicantes de Falun Gong fueron objeto de torturas y malos tratos en prisiones y que algunos de ellos fueron utilizados para trasplantes de órganos.”

En 2008, el Comité de la ONU contra la Tortura recomendó a las autoridades chinas, investigar y sancionar a los responsables de extirpación forzada de órganos de los practicantes de Falun Gong.

Parlamento Europeo

En septiembre de 2006, el Parlamento Europeo llevó a cabo una audiencia y adoptó una resolución condenando la detención y tortura a los practicantes de Falun Gong, y expreso su preocupación por las denuncias de extracción de órganos, el tema también fue planteado por la dirección de la UE liderazgo de la troika a través del Ministro de Relaciones Exteriores finlandés en la cumbre UE-China de este año en Helsinki.

En diciembre de 2009, la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo celebró audiencias sobre el abuso de trasplantes de órganos en China. Su resolución del 19 de mayo de 2012[ii], “Plan de acción en la donación y trasplante de órganos (20092015)”, dice en parte:

“Tome nota del informe de David Matas y David Kilgour del asesinato de miembros de Falun Gong para vender sus órganos, y pide a la Comisión presente un informe sobre estas acusaciones, junto con otros casos, al Parlamento Europeo y al Consejo[iii].”

El 6 diciembre de 2012, la extirpación de órganos en China fue uno de los temas principales en una audiencia de Derechos Humanos en China, en el Parlamento Europeo, se contó con el testimonio de David Matas.

Australia

En 2006, el Ministerio de Salud de Queensland terminó con los programas de formación en las técnicas de trasplante de órganos para médicos chinos en los hospitales Príncipe Carlos y Princesa Alejandra, así como la prohibición de los programas conjuntos de investigación en materia de trasplantes de órganos. En Nueva Galés del Sur, el diputado David Shoebridge propuso que sea ilegal para los ciudadanos australianos recibir órganos que provengan del tráfico ilegal.

Taiwán

En 2007, Hou Sheng-mao, ex Director del Departamento de Salud, informó que los doctores taiwaneses no recomiendan a sus pacientes viajar a China para recibir un trasplante. El Colegio de Abogados de Taipéi aprobó recientemente una resolución, condenando el “turismo de órganos” en China.

Canadá y Bélgica

En 2006, dos senadores belgas presentaron al Parlamento una ley que aborda el turismo de trasplantes de órganos. En 2008, el ex diputado canadiense Boris Wrzesnewskyj presento en la Cámara de los Comunes una legislación extraterritorial que prohíbe el “turismo del trasplante”. Penalizaría al paciente que reciba el trasplante de órgano sin el consentimiento del donador, cuando el paciente tenía conocimiento de la ausencia de consentimiento.

Israel

Israel aprobó en 2008, a instancias del Dr. Lavee y otros especialistas del trasplante, una ley que prohíbe la venta e intermediación de órganos y terminar su financiamiento a través el sistema de seguro de trasplantes para ciudadanos israelíes. También ofreció algunas iniciativas interesantes de fomento de donación de órganos para sus ciudadanos, incluido dar prioridad a las personas que firmaron tarjetas de donante. Después de promulgar el proyecto de ley, el “turismo de órganos” de israelíes en China cesaron de inmediato.

Francia

La diputada Valerie Boyer y otros miembros de la Asamblea Nacional propusieron una ley en 2010, que establece los requisitos de certificación y presentación de informes similares a los de Canadá. Sería necesario que cada residente francés que se someta a un trasplante de órganos en el extranjero, adquiera, en un plazo de 30 días, la certificación que acredite que el órgano fue donado y no pagado. El receptor debe proporcionar el certificado a la Agencia Biomédica francesa antes de regresar a Francia.

El 3 de octubre de 2012, 106 miembros del Congreso escribieron a la entonces Secretaria de Estado Clinton, instándola a conocer información sobre la extirpación de órganos en China de los practicantes de Falun Gong y otros presos políticos y religiosos, y dieran a conocer la información que tuvieran del ex alcalde de Chongqing, Wang Lijun, que se piensa proporcionó durante su breve paso por el Consulado de los EE.UU. en febrero. Wang y Bo Xilai, ahora en prisión, estuvieron activamente involucrados en la extirpación de órganos.

El Departamento de Estado ha reconocido en su informe de Derechos Humanos 2011, publicado en mayo 2012, que “los medios de comunicación nacionales y extranjeros y grupos de apoyo continúan denunciando casos de extirpación de órganos, en particular de practicantes de Falun Gong y uigures.”

http://www.state.gov/j/drl/rls/hrrpt/humanrightsreport/index.htm#wrapper

Desde junio de 2011, la solicitud de visa en internet para no-inmigrante, forma DS-160, requiere la siguiente información del solicitante: “¿Alguna vez ha estado directamente involucrado en el trasplante coercitivo de órganos o tejidos humanos corporales?”

ONGs y organizaciones médicas

Varias ONGs y organizaciones médicas han emitido declaraciones instando a investigar y poner medidas para detener la extirpación forzada de órganos de presos de conciencia y en particular de Falun Gong. Ejemplos:

  • En 2007, la Sociedad de Trasplantes presentó una nueva política de relaciones con China, contra el uso de los órganos de presos.

https://www.dafoh.org/TTS__policy_on_Interactions.php

  • La norma de la AMM (Asociación Médica Mundial), incluye en un párrafo que la donación de órganos de presos no es aceptable en países donde se practique la pena de muerte. Se trata de una nueva política.
  • La ONG Médicos contra la Extracción Forzosa de Órganos (DAFOH, por sus siglas en inglés) tiene por objeto promover normas éticas en medicina y terminar con la extirpación de órganos en China, en 2012, DAFOH presentó varias peticiones en Europa, Australia y EE.UU. (incluyendo la llamada White-House Petition) para pedir el fin de la extirpación de órganos en China y su posterior investigación a través de la UNHRC. En 3 meses, las peticiones han obtenido 250,000 firmas.

Iniciativas individuales recientes

  • En julio de 2012, el Dr. Torsten Trey y David Matas publicaron un libro sobre el abuso de trasplantes en China, incluyendo el asesinato de presos de conciencia de Falun Gong. El libro, Órganos del Estado, es una colección de ensayos escritos por médicos y otros comentaristas que consolida evidencia de estos abusos, se analizan sus implicaciones éticas, y da una idea de cómo combatir estas violaciones.
  • El 2 de diciembre de 2012, tres médicos, Arthur Caplan, Alejandro Centurión y Xu Jianchao, iniciaron una petición pidiendo a Obama investigar y ayudar a detener la extracción forzada de órganos a practicantes de Falun Gong en China. La petición se publica en la sección “We the people” del sitio web de la Casa Blanca. La dirección electrónica de la petición en: http://wh.gov/5Jmn.

Por desgracia, estas y otras iniciativas aún no han detenido el tráfico de órganos de “donantes” involuntarios en toda China.

China

El régimen chino ahora acepta que el abastecimiento de órganos de presos es inadecuado. El ex Viceministro de Salud, Huang Jeifu, en 2009, dijo que los presos ejecutados “definitivamente no son una buena fuente de trasplantes de órganos. “En 2005, admitió que más del 95% de los órganos trasplantados en China provenían de prisioneros ejecutados. El partido-estado había negado que usara órganos de prisioneros antes de admitirlo. Huang admitió hacer 100 trasplantes de hígado anuales.

En 2006, la resolución de la Asociación Médica Mundial exigió a China que deje de usar prisioneros como donantes de órganos, y en 2007, la Asociación Médica China accedió a hacerlo.

En 2010, en una conferencia de trasplante en Madrid, Huang dijo que entre 1997 y 2008 China había realizado más de 100, 000 trasplantes, más del 90% de los órganos son de presos ejecutados.

En febrero de 2012, Huang declaró de nuevo que la práctica de extirpación de órganos a presos sigue hoy en China, pero que el gobierno planea eliminarla en 2015 y crear un plan nacional de donación. Esto será muy difícil de conseguir en parte porque muchos chinos no están dispuestos a donar sus órganos.

Antes de que el partido-estado pudiera abolir la extracción de órganos de presos ejecutados, decenas de miles más serán asesinados para sacar sus órganos. Desde que Matas y yo comenzamos nuestro trabajo voluntario, el número de personas condenadas a muerte y luego ejecutadas ha disminuido, pero la cantidad de trasplantes, después de un ligero descenso, alcanzó los niveles anteriores. Dado que las únicas otras fuentes sustanciales de órganos para trasplantes en China, además de Falun Gong, son los presos condenados a muerte, una disminución en el abastecimiento de esa población significa un aumento en el abastecimiento de Falun Gong.

En el pasado, la pena de muerte se administraba por arma de fuego, pero ahora la inyección letal es la práctica más común para la conservación de los órganos. La mayoría de las ejecuciones en China toman lugar en autobuses aparcados junto a los hospitales.

Responsabilidad social de las farmacéuticas

Algunas compañías farmacéuticas, como Novartis y Pfizer, han retirado voluntariamente medicamentos anti-rechazo en China debido a las preocupaciones éticas. Hoy, sin embargo, se necesita una regulación nacional vinculante. Arne Schwarz en los Órganos del Estado y David Matas en un discurso detalla una amplia gama de pruebas de medicamentos anti-rechazo hechos en China. Algunos se llevaron a cabo en los hospitales donde, nuestros investigadores telefónicos obtuvieron la admisión de que vendían órganos de practicantes de Falun Gong.

Recomendaciones

A Matas y a mí nos gustaría animar a los legisladores de todo el mundo a considerar nuestras recomendaciones, entre ellas instar al partido-estado en China a:

  • Poner fin a la represión a Falun Gong.
  • Terminar con la extirpación de órganos de todos los prisioneros
  • Retirar a las fuerzas armadas del negocio de trasplante de órganos
  • Establecer y reglamentar un sistema de donación de órganos legítimo
  • Abrir todos los centros de detención, incluidos los campos de trabajos forzados a la investigación, y
  • Liberar a Gao Zhisheng y a muchos otros presos de conciencia

Poner en práctica las siguientes medidas hasta que cese la extirpación de órganos a presos:

  • Los médicos extranjeros no deben viajar a China para dar formación en cirugía de trasplante
  • Las contribuciones presentadas en las revistas médicas sobre la experiencia en trasplantes en China debe ser rechazada, y
  • Las compañías farmacéuticas de todo el mundo deben excluir por medio de su gobierno nacional de exportar a China cualquier medicamento usado únicamente en la cirugía de trasplante.

Conclusión

Cualquier gobierno responsable debería adoptar medidas para combatir las violaciones a los trasplantes de órganos: la legislación extraterritorial, informes obligatorios del turismo del trasplante, y que los sistemas de seguro de salud no paguen un trasplante en el extranjero, prohibir la entrada a los implicados en el tráfico de órganos.

Muchos de nosotros dentro y fuera de China debemos alzar nuestras voces para lograr un mayor impacto, no sólo porque es necesario por decenas de millones de practicantes de Falun Gong y sus familias, que han desarraigado por todo el país, sino también porque es bueno para China y la comunidad internacional en su conjunto. Todos queremos una China que disfrute del estado de derecho, la dignidad para todos y un gobierno democrático.


[ii] 2009/2104(INI)

[iii] Párrafo 39.

*David Kilgour fue Secretario de Estado para Asia Pacífico en Canadá, América Latina y África. Fue diputado en el Parlamento Canadiense desde 1979 hasta el año 2006. Ahora está jubilado pero sigue activo en los asuntos de derechos humanos internacionales, estuvo nominado para el Premio Nobel de la Paz 2010.

Terminar con un crimen de lesa humanidad en China

Deja un comentario

David Kilgour

Cinco mil años de civilización china merecen el respeto de todo el mundo. Este artículo trata de la gobernanza y la violencia cometida por el actual partido-estado desde 1949 contra los que considera sus opositores, lo que ha dado lugar a la más reciente extirpación a gran escala de órganos de practicantes de Falun Gong para el comercio de trasplantes. Ningún “donador” de Falun Gong sobrevive a las extirpaciones que se llevan a cabo en toda China, porque aprovechan ambos riñones y todos los órganos vitales y luego creman sus cuBloodyHarvest_cover

David Matas y yo encontramos 52 tipos de pruebas directas y circunstanciales de este comercio que viene ocurriendo desde el año 2001. Sólo para el periodo 2000-2005, llegamos a la conclusión de que la única explicación plausible de la procedencia de 41,500 trasplantes eran los practicantes de Falun Gong. Nosotros dedujimos esta cifra de la cantidad de 60,000 trasplantes, proporcionada por el gobierno, durante un período de seis años (que parece exacto), del mejor cálculo disponible de convictos ejecutados (18, 550) para los mismos años.

La conclusión principal de nuestro libro es que “continúa en la actualidad, a gran escala, la extirpación de órganos a practicantes de Falun Gong contra su voluntad (…) Se apoderan de sus órganos vitales… para venderlos a altos precios, a veces a extranjeros, quienes normalmente esperan mucho tiempo por donaciones voluntarias de esos órganos en sus respectivos países.”

Nuestro informe revisado está disponible en 18 idiomas en Internet: www.david-kilgour.com

Órganos del Estado

En el libro del 2012, State Organs, del investigador/ escritor Ethan Gutmann, se presenta un mejor cálculo; asesinaron alrededor de 65,000 practicantes de Falun Gong para obtener sus órganos durante los años 2000-2008, seleccionados entre cerca de un millón 200 mil practicantes que, se considera, están en el sistema chino de trabajos forzados (Laogai). En la década de los 50s, Mao adaptó los campos de la Unión Soviética de Stalin (Gulag) y el Tercer Reich de Hitler. Pueden encerrar, por tres años, a un practicante de Falun Gong con sólo la firma de un policía. Mark Mackinnon del Globe and Mail de Canadá lo subrayó recientemente: “Sin cargos, sin abogados, ni apelaciones.” (http://www.theglobeandmail.com/news/world/thechina-diaries/china-at-the-crossroads-of-renewal-and-breakdown/article10579845/).

En 2007, un informe del gobierno de EE.UU. estima que al menos la mitad de los reclusos en los 340 campos de trabajos forzados eran practicantes de Falun Gong. El gobierno absolutista y una economía donde “todo se vale”, creó las condiciones para que se produzca y continúe el tráfico de órganos hasta la actualidad.

Falun Gong (o Falun Dafa) es una disciplina espiritual que busca mejorar la salud y la moral. Contiene características de los sistemas tradicionales, como el qigong chino, el budismo y el taoísmo, combinado con una serie de ejercicios lentos y suaves. Debido a que su popularidad creció rápidamente desde su creación en 1992, el partido comunista lo vio como una amenaza a pesar de su naturaleza apolítica, la tachó de secta, y comenzó la persecución en contra de sus practicantes a mediados de 1999.

Después de 1980 en toda China, el partido post-Mao comenzó a retirar fondos del sistema de salud, lo que obligó a compensar el déficit de gastos por servicios a la mayoría de los pacientes sin seguro. La venta de órganos de presos ejecutados se convirtió en una nueva fuente de ingresos para los cirujanos, militares y demás participantes. Después de 1999, los prisioneros de conciencia de Falun Gong se convirtieron en un enorme banco de órganos vivos para ricos pacientes chinos y “turistas de órganos” extranjeros,  quienes a menudo preferían “donantes” de Falun Gong, por ser personas saludables.

David Matas y yo visitamos una docena de países para entrevistar a practicantes de Falun Gong enviados a campos de trabajos forzados en China, que más tarde lograron salir de los campos y del país. Los practicantes nos dijeron que trabajaban en condiciones deplorables, hasta por más de dieciséis horas todos los días sin remuneración y poca comida, condiciones de hacinamiento y tortura. Elaboraban una gama de productos de exportación como subcontratistas de empresas multinacionales, violando las normas de la OMC y una completa irresponsabilidad empresarial. Es necesaria una eficaz respuesta de todos los socios comerciales de China. Todos los gobiernos deberían prohibir la exportación de productos de trabajos forzados, con la promulgación de leyes que impongan una carga a las importaciones de todos los países, comprobando que sus productos no están hechos por esclavos.

Compromiso constructivo

La comunidad internacional responsable debe participar de manera constructiva, tanto como sea posible, con el nuevo gobierno de Pekín, mientras la presiona para terminar con el saqueo de órganos.

La democracia con características chinas está más cerca de lo que los chinos cínicos piensan. Los valores de las sociedades democráticas son universales: la igualdad de todos los ciudadanos, el estado de derecho y la independencia del sistema judicial, la democracia multipartidista, la responsabilidad empresarial social y la necesidad de empleos manufactureros en todas partes. El pueblo chino debe saber que todos los demócratas están con ellos, no con su gobierno, así como lo hicimos con los europeos del este durante la Guerra Fría y con los sudafricanos durante el período previo a la liberación de Nelson Mandela de la cárcel y su elección como presidente de una nación democrática.

Inversores extranjeros en China

La venta de servicios, bienes y recursos naturales a prácticamente cualquier país es, en mi opinión aceptable (sujeto a condiciones de seguridad), pero la inversión sin reciprocidad para los inversores extranjeros y los gobiernos sin respeto a sus propios ciudadanos es inevitablemente problemática. Ningún gobierno responsable debería permitir la venta de cualquiera de sus empresas estatales de los países sin estado de derecho.

Les va mal a los inversores extranjeros en China. Por ejemplo, McDonald’s abrió su primer restaurante en Pekín bajo un contrato de arrendamiento que creía era por 20 años, dos años después, le dijeron que se saliera porque un gran desarrollador nacional quería construir en su local. ¿Qué esperamos de un trato justo para la mayoría de extranjeros si abusa de McDonald’s?

Hace una docena de años, una familia canadiense que conozco invirtió los ahorros de su vida y los de sus amigos en una empresa farmacéutica no muy lejos de Pekín. El alcalde de una ciudad cercana estaba dirigiendo la empresa antes de su privatización, pero quería que se la regresaran. Evidentemente tenía las palancas suficientes debajo de la mesa y cerraron la empresa. Los canadienses perdieron hasta el último centavo de su inversión, las embajadas en Ottawa y Pekín no pudieron hacer nada.

Sino-Forest Inc. dejó de cotizar en la Bolsa de Valores de Toronto el año pasado, aproximadamente 50 empresas chinas fueron excluidas de la cotización por la SEC, inversores de EE.UU. y consumidores por igual dentro y fuera de China están hartos de juguetes tóxicos, alimentos contaminados, robo de la propiedad intelectual y otros fraudes comerciales. Sólo recientemente, vimos a miles de cerdos muertos flotando en un río cercano a Shanghái, río que proporciona agua potable.

Continuará.

Older Entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 154 seguidores