2011, Año Internacional de la Química

Lucía Aragón

Una noticia en el mundo de la ciencia pasó desapercibida, la política tomó el primer puesto por la importancia de los sucesos en Egipto, que afortunadamente culminaron con la renuncia de Mubarak.

Para los químicos, este año es de importancia particular, la UNESCO puso en marcha oficialmente el Año Internacional de la Química, esfuerzo por rehabilitar esta ciencia refiriéndose a la importancia que tiene en la vida cotidiana y el desarrollo sostenible.

Antoine Lavoisier, considerado el padre de la química moderna (Wikipedia)

La conservación del medio ambiente, nutrición, acceso al agua, salud, energía, nuevos materiales; la química conlleva grandes avances tecnológicos, pero también “aplicaciones a veces peligrosas, tóxicas, contaminantes, que hay que enfrentar”, dijo la Directora General de la Unesco, Irina Bokova.

Pero esta iniciativa “no sólo pretende decir lo bueno que pensamos de la química, y mucho menos elevar el perfil de la industria química”, agregó.

La química es muy “a menudo criticada”, como todo lo que no entendemos bien “por lo que es importante de hablar de ella para conocerla mejor”, señala Nicole Moreau, presidente de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC por sus siglas en inglés), coorganizadora.

Simposios y conferencias científicas, exposiciones, reuniones con investigadores en sus laboratorios o experiencias en miles de escuelas y universidades del mundo. El Año Internacional de la Química (AIQ) se centrará en sus beneficios para generar interés en la ciencia, en particular entre los jóvenes, y educar al público en general, el uso de la química en la vida cotidiana, que es mucho mayor de lo que se piensa.

“Nos vamos a centrar en la química verde, lo que puede aportar al debate del cambio climático y la preservación del medio ambiente, la energía solar, los biocarburantes, son parte de la química”, dijo Bokova a la AFP.

La química también está estrechamente vinculada a la agricultura, nutrición y la prevención de enfermedades y a tantos objetivos que se inscriben en el desarrollo del milenio.

La AIQ es también una oportunidad para pasar el mensaje a los países en desarrollo que no forzosamente deben copiar el modelo europeo o norteamericano, como el uso de productos químicos en la agricultura. Debemos evitar cometer los mismos errores, además nuestro pasado milenario nos enseña el uso de fertilizantes orgánicos mucho mejores y más económicos para la agricultura.

El año 2011 también marca el centenario del Premio Nobel de Química por el descubrimiento de Maria Sklodowska-Curie del radio y el polonio. Una oportunidad ideal para la UNESCO de promover la igualdad entre hombres y mujeres en la educación e investigación científica.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s