Ser testigo de actos de bondad anima a hacer el bien

Justina Wheal, The Epoch Times

Elevar la moral puede afectar nuestro comportamiento y percepción

¿Los actos de bondad que vemos transforman una parte de nosotros de manera positiva? Un investigador de la Universidad de Columbia Británica piensa que sí.

En un nuevo estudio publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology, el Dr. Karl Aquino y su equipo encontraron que la gente que fue testigo de acciones excepcionalmente altruistas son más propensos a actuar con caridad.

“Se produce este tipo de cambios en su manera de pensar”, dijo y agregó que ser testigo de hechos buenos también anima a la gente a hacer un balance de sus propias vidas y preguntarse si pueden ser mejores personas.

Un niño toma la foto de la Madre Teresa, quien trabajó por los pobres casi 47 años. Actos de este tipo pueden inspirar a hacer el bien según un estudio de la Universidad de Columbia Británica (Sajjad Hussain/AFP/Getty Images)

“Tienen una reacción emocional: Están inspiradas, están de alguna manera impresionados por su comportamiento y pueden tener importantes reacciones fisiológicas. Muchos de estos cambios los llevan a tratar de hacer buenas obras por los demás.”

El estudio revela que la mayoría de la gente podía recordar haber visto personalmente un acto de bondad que influyó en sus emociones, sus pensamientos y comportamientos en su vida.

“Este descubrimiento nos dice que no sólo se persigue el mal cometido por hombres y mujeres, sino también el bien”, concluye el estudio.

El equipo de la UBC procedió a una serie de pruebas que expusieron a los individuos a actos de compasión excepcional a través de noticias, videos musicales y cuentos. Se encontró una relación causal positiva entre el sujeto que experimenta una “elevación moral” y la probabilidad que donen $15 (dólares), la cantidad recibida por su participación en el estudio.

Sin embargo, hubo condiciones para esta respuesta positiva, y dependía en gran medida de la predisposición de los individuos a identificarse con la moral. En otras palabras, si no tiene sentido de la moral y es testigo de tales actos, le puede afectar muy poco o nada en absoluto.

“Para algunos, identificarse como una persona con sentido moral es más importante que para otras personas. Hemos encontrado que son personas que se inclinan a tener una reacción más fuerte frente los actos virtuosos (…) mientras que otros son mucho menos sensibles”, dijo el Dr. Aquino.

El estudio de la elevación de la moral, mencionado por los investigadores extranjeros, fue publicado por el Dr. Jonathan Haidt. Construyó la teoría de que hay cinco valores fundamentales compartidos por la mayoría de las culturas y las personas, que son aceptadas en diversas medidas. Consisten en cuidar a los demás y protegerlas del mal; agudizar su sentido de la equidad y la justicia en el trato con los demás;  mostrar lealtad a su grupo, familia, nación; mostrar respeto por la tradición y la autoridad legítima; aspirar a la pureza (evitar las cosas, alimentos y acciones repugnantes).

El Dr. Haidt logró establecer una diferencia en el código moral entre los que se identificaron como liberales y como conservadores. Encontró que para los liberales, cuidar a los demás y la equidad son más importantes que la lealtad, el respeto y la pureza. Las personas que se identificaron como conservadores le dieron la misma importancia a todos los cinco valores, aunque la equidad ocupó el primer lugar. Los liberales, por el contrario, estimaron la pureza en la parte inferior de la escala. Estos resultados fueron similares entre los diferentes países y culturas.

Karl Aquino espera que los resultados de su estudio influyan en la cobertura de los medios de comunicación. Cree que en lugar de concentrarse en las situaciones negativas y sensacionalistas, por ejemplo la vida personal de Charlie Sheen, cubrir los actos de bondad sería más probable que produzca un cambio positivo en la sociedad.

“La mayoría de los medios de comunicación que tratan de lograr que la gente haga buenas acciones, ponen en evidencia el sufrimiento de los demás o las cosas terribles que viven”, dijo.

“Por lo tanto sugerimos una técnica alternativa para poner en evidencia ejemplos extraordinarios de bondad. Son raros, por definición, y no ocurren todos los días. Sin embargo, si se pudiera identificarlos y hacerlos más prominentes, entonces llevaría a las personas a replantearse su vida, y su interacción con los demás, lo que influiría en ellos a hacer el bien.”

El Dr. Aquino espera hacer investigaciones más avanzadas para determinar en cuánto tiempo los efectos de la elevación moral quedan después de una inspiración inicial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s