Linchamiento de policías en Guangdong

Chen Yilian, The Epoch Times

Los habitantes de una aldea en la provincia de Guangdong casi lincharon en público a tres agentes de policía vestidos de civil, que fueron atados a un coche volcado y rociados con gasolina, en venganza por la participación de estos funcionarios en la confiscación de tierras.

Tres policía atados a un camión piden ayuda (Weibo.com)

Las reacciones violentas contra las autoridades aumentan en China, las acciones desesperadas tras el fracaso de todo intento de hacer valer sus derechos en un sistema cuyos mecanismos de protección a los ciudadanos, como el de “peticiones” al gobierno, están en gran medida corrompidos y sirven como instrumento para crear más víctimas.

Las confiscaciones de tierra a menudo cristalizan las tensiones entre los líderes comunistas y los ciudadanos chinos que acusan a los primeros de coludirse con los inversionistas y empresas de la construcción, los desalojos forzados  por matones se hacen sin que las fuerzas del orden intervengan para proteger a los desalojados.

Se publicaron fotografías del incidente Fo-shan en el sitio web del microblog Sina Weibo. Los tres hombres en la imagen parecen luchar para liberarse y llaman a los transeúntes. Los testigos señalan que los habitantes del barrio consideran que los policías “no son mejores que los gánster” y les arrojaron piedras. Las personas mayores comenzaron a llorar cuando vertían la gasolina a los policías, aunque finalmente no los prendieron.

Varios cientos de policías antidisturbios atacaron entonces la zona y detuvieron a una treintena de habitantes. Un vecino, el Sr. Deng, dijo a The Epoch Times que la razón del conflicto era la confiscación de tierras y no, como lo afirmaron los medios de comunicación oficiales, una cuestión de derechos de pesca. “Nos estamos quedando sin tierra, casi toda la tomó el gobierno. Sin tierra que cultivar, no tendremos que comer.”

“Estas tierras las tomaron para construcción, pero la indemnización concedida a los habitantes es muy baja”, añadió. “Los tres policías vinieron a arrestar a los aldeanos pero fueron inmediatamente rescatados por otros.”

La policía local de Chenchun se negó a indicar cuándo serán liberados los treinta detenidos, esa información “pasa por el Comité del Partido.”

En mayo y junio, los edificios oficiales fueron atacados por bombas de fabricación casera, empeorando más la tensión entre ciudadanos y el gobierno chino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s