Un periodista que investigaba el “aceite de alcantarilla” apuñalado hasta la muerte

Fang Xiao, The Epoch Times

(NTD)

El 19 de septiembre, un periodista en China que cubría el sucio asunto del “aceite de alcantarilla”, fue asesinado a puñaladas cuando regresaba a casa después de una noche de karaoke.

Xiang Li, de 30 años, trabajaba pata la televisión de Luoyang, en la provincia de Henan. Cuatro días antes de ser apuñalado, reveló en su blog estar tras la pista de una fábrica de aceite comestible, que se producía a partir de materias primas no confiables. Muchos observadores creen que el hecho de haber sido apuñalado y su trabajo están estrechamente vinculados.

El aceite proviene de la colecta y refinación de aceites de frituras de restaurantes y otros desechos, a veces recogidos en los desagües y alcantarillas, luego reenvasado y vendido.

Li estaba con sus amigos en 19 de septiembre, y su velada terminó alrededor de la medianoche. Iba solo de camino a casa, cuando lo abordaron y apuñalaron diez veces. Robaron su computadora portátil. Li iba a casarse el 1º de octubre.

La Oficina de Seguridad Pública de la ciudad de Luoyang declaró que investigaría el asunto. Colegas periodistas y observadores dicen que el incidente demuestra la vulnerabilidad de los investigadores de la verdad en China.

Reporteros sin fronteras publicó una declaración el 20 de septiembre, con la esperanza de que las autoridades investiguen a fondo el asunto, y “consideren seriamente la posibilidad de que Li fue asesinado por su trabajo como periodista”.

Li Jianjun, un periodista de la provincia de Shanxi, no fue optimista con respecto a la situación de la prensa en China. Habló recientemente con la radio Sound of Hope de los peligros que corren los periodistas que buscan descubrir la corrupción en China. “Solo (…) un periodista independiente, se ve obligado a enfrentar a todo el sistema. Poco importa si se trata de encuestas sobre la economía o cualquier otro campo, los periodistas en China no están protegidos”.

Un usuario comentó en uno de los principales foros en China, Tianya: “Es el precio que pagamos por decir la verdad y exponer el lado oscuro de la sociedad. Sólo cuando encontremos una manera de hacer pagar a los criminales una sanción penal mayor, se podrá restablecer la justicia en la sociedad”. Para otro usuario, “la muerte de Li pide represalias al dueño de la fábrica que recicla el aceite usado. Deben detener y castigar severamente a la escoria de la sociedad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s