NTD News, Nueva York

Perturbar la paz, una película del artista chino Ai Weiwei, se proyectó el sábado 3 de diciembre del 2011, en el Centro Televisual de la Comunidad del Centro de Nueva York.

El régimen chino trato de impedir el lanzamiento de la película de Ai Weiwei (NTD)

Esta proyección tuvo lugar dentro de una retrospectiva del movimiento artístico llamado China-ismo. Se inició con la proyección de dos películas ganadoras, sobre las consecuencias del terremoto en la provincia de Sichuan en China en 2008, que causó la muerte a cerca de 70,000 personas.

Ai Weiwei y su equipo no pudieron estar en el acontecimiento. A principios de 2011, el régimen chino detuvo a Ai durante 81 días. Después, ha estado bajo vigilancia constante.

Este documental muestra el intento fallido del artista chino por declarar en el proceso de Tan Zuoren. Tan es un activista que trató de investigar el colapso de las escuelas, que provocó la muerte de miles de niños en el terremoto de Sichuan. En 2009, este militante fue condenado a cinco años de prisión.

Al principio de la película, se ve a Ai Weiwei discutiendo con los policías que acaban de entrar en su cuarto de hotel a las 3:00 am.

Ai les dice: ¿Todos estos policías para golpearme? ¡Él me golpeó!

Un policía le responde: ¿Quién lo golpeó? ¿Quién lo vio?

Ai Weiwei sigue: “¿Así es como se comporta la policía?”

Un oficial le responde: “Compruébelo”.

Ai les contesta: “¿Es su trabajo golpear a la gente?”

Jon Alpert, co-director de China’s Unnatural Disaster, declaró: “Es admirable de Ai Weiwei, obliga a la gente, obliga al sistema a ver las cosas que les gustaría mantener en secreto. Creo que es notable de su parte”.

Jon Alpert co dirigió el otro documental que se proyectó ese sábado, China desastre no natural, Lágrimas de la provincia de Sichuan. Esta película trata de los padres que perdieron a sus hijos en el terremoto.

Jon Alpert dijo: “Si no estuviéramos en el calle ese día, si no hubiéramos conocido a los padres, nadie hubiera oído hablar de esta historia”.

Diez mil niños, por lo menos, murieron durante el terremoto. La mayoría, fueron enterrados bajo las ruinas de sus escuelas mal construidas.

Si Alpert y su equipo no hubieran contado esta historia, nadie más, sin duda, hubiera hablado.

Jon Alpert dijo: “El régimen chino hizo todo lo posible por evitar el lanzamiento de esta película. Cuando se dieron a conocer los premios, fue muy interesante. La ceremonia fue transmitida en vivo por la televisión estatal, y cuando se anunció nuestra película, cortaron la imagen.”

La película fue nominada para los premios de la Academia 2010.