Catorce medidas contra el calentamiento global

Frédérique Privat, La Grande Époque

Los arrozales constituyen sitios importantes de producción de metano (Photos.com)

Un día después de la Cumbre de Durban, larga, pero poco concluyente en cuanto a logros concretos, la revista americana Sciences publicó el 13 de enero de 2012, las conclusiones de un amplio estudio internacional de medidas sencillas a tomar para ayudar a limitar el calentamiento global.

Para ello, se basó en dos productos de la actividad humana, el metano (CH4) y el hollín, cuyas emisiones al aire generan contaminación atmosférica y calentamiento global, pero también, enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Son las responsables del 20 al 30% del aumento de la temperatura en el planeta, el CO2 genera la mitad del calentamiento global.

Además, a diferencia del CO2 cuyos efectos se prolongan más de un siglo, el cese de emisiones de metano y hollín conducirían rápidamente a una disminución de su concentración atmosférica, por lo tanto tiene efectos benéficos rápidos.

El metano, producto usado principalmente en las actividades agrícolas, es un precursor químico del ozono (O3), responsable de enfermedades respiratorias. El hollín formado durante la combustión del carbón y otros combustibles, se produce principalmente en China, India y otros países emergentes.

Para reducir estas emisiones de manera significativa, los autores del estudio probaron por primera vez, 400 medidas anticontaminantes practicados actualmente en el planeta. Catorce de ellas fueron seleccionadas por el equipo de Drew Shindell, del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio).

En cuanto al metano, se trataría de recuperarlo luego de evaluarlo: La descarga de basura, tuberías de gas, desperdicios de animales, así como también la industria del petróleo y, en particular los campos de arroz que albergan microorganismos anaerobios que producen metano.

Utilizar enseguida el metano como fuente de energía constituiría ingresos importantes (de 700 a 5,000 dólares por tonelada), que asociados a las ganancias obtenidas en términos de costos en salud, compensaría los costos de poner en marcha las medidas de ejecución.

El hollín emitido por los hornos de las fábricas de carbón, o la cultura de roza y quema, así como los motores de diesel, podrían eliminarse a través de medidas simples: el uso de estufas de biomasa, la prohibición de quemas agrícolas, poner filtros de partículas en los motores diesel…

El desafío no es menor ya que la aplicación de estas medidas podría llevar a mejores rendimientos de los cultivos, mediante la reducción de la contaminación por ozono (un aumento de 30 a 135 millones de toneladas por año), pero también reduciría el aumento de la temperatura global de 0.5ºC de aquí a 2050, y por lo tanto, permanecer bajo el umbral de los 2ºC fatídicos a partir del cual se pasaría a consecuencias “incontrolables” para el planeta.

Anuncios

Un pensamiento en “Catorce medidas contra el calentamiento global

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s