Lily Choo, The Epoch Times

El dragón oriental (SM Yang/ The Epoch Times)

Ocupando la quinta posición en el zodiaco chino, el dragón es innovador, creativo, orgulloso, valiente, apasionado e irascible.

Los dragones son el “alma” del zodiaco, el conformismo, su enemigo. Las normas y principios son para los demás. El dragón, hermoso y enérgico, es confiado y valiente de cara a la adversidad. Los dragones son generosos y tienen la capacidad de atraer a muchos amigos, pero su arrogancia no les permite forjar estrechos vínculos con los demás.

Los nacidos bajo el signo del dragón comparten ciertos rasgos de carácter. Algunas de sus características, de acuerdo a los cinco elementos, según los astrólogos chinos:

El dragón de metal (nacido en 1940 y 2000)

Los dragones de metal son poderosos, honestos y valientes. Tienen éxito gracias a su determinación y su fuerte personalidad tranquilizadora. Buscan la acción y las cosas nunca se hacen mejor que cuando defienden una idea o creencia en la que tienen fe firmemente. Los dragones de metal conducen y emanan una fuerza que inspira a otros a seguirles. Pero no les gusta el compromiso.

Dragón de agua (nacido en 1952 y 2012)

El agua tiene un efecto calmante en el carácter del intrépido dragón y le permite canalizar su entusiasmo. A diferencia de otros dragones que desean ser el centro de atención, los dragones de agua fácilmente dan un paso atrás para reevaluar la situación. Son inteligentes y toman decisiones muy a menudo de acuerdo con los demás. Sin embargo, las cosas pueden ir mal si no terminan un proyecto antes de comenzar otro.

Dragón de madera (nacido en 1904 y 1964)  

A los dragones de madera les gusta intercambiar ideas innovadoras y son abiertos a los puntos de vista de los demás. La madera tiene cierta influencia sobre el signo y trae un aspecto creativo. Son innovadores e imaginativos, prácticos y aprecian el arte en todas sus formas. En general, menos pretenciosos que otros dragones, son muy sociables. Su principal objetivo, además, es construir una vida feliz y próspera. Pero el dragón de madera también es sincero, a veces un poco difícil de reprimir…

Dragón de fuego (nacido en 1916  y 1976)

Los dragones de fuego, poderosos y enérgicos, pueden pasar de la calma a la tormenta en unos segundos. Un dragón de fuego, por consiguiente, puede convertirse en su peor enemigo. Estos dragones muestran una cierta temeridad e impaciencia innegable. Sin embargo, cuando mantienen la calma y el control de sus emociones, pueden ejercer una fuerte influencia en los demás.

Dragón de Tierra (nacido en 1928 y 1988)

Los dragones de tierra son grandes líderes porque son prácticos, responsables y tiene gran talento para la organización. Necesitan que los admiren, pero son simpáticos y saben apoyar a los demás. El elemento “Tierra” añade mucho de autocontrol a la personalidad del dragón y en la mayoría de los casos, es digno del respeto que espera. Los dragones de tierra trabajan con diligencia para completar sus metas en la vida. Toman sus vidas y responsabilidades en su relación de pareja muy en serio.