Según Lai Jinbiao, militante pro democracia de Zhejiang, el régimen chino controla la información para mantener su poder (NTD)

El Club de Corresponsales Extranjeros de China insta a sus miembros a tener cuidado cuando informan sobre temas delicados. La semana del 13 de febrero de 2012, agredieron a periodistas europeos mientras cubrían las protestas contra la confiscación forzada de tierras en Panhe, en la provincia de Zhejiang.

Cerca de veinticinco policías vestidos de civil atacaron a un periodista francés y su colega chino.

Por otra parte, unos hombres atacaron a un periodista holandés de Associated Press.

Según un habitante de Panhe, policías vestidos de civil agredieron a un periodista holandés.

Un habitante de Panhe dijo: “Golpearon al periodista holandés y a su traductor de Shanghai. Llegaron las autoridades locales. Golpearon a todos los que querían hablar. Eran todos policías de civil. También había policías armados con cachiporras y escudos.”

Anthony Mills, director del Instituto Internacional por la Libertad de Prensa, dijo: “La violencia en Panhe es inaceptable. No deben atacar a los periodistas por hacer su trabajo. Tienen derecho a cubrir asuntos de interés público, como la apropiación de tierras y manifestaciones.”

Según Lai Jinbiao, militante por la democracia de Zhejiang, el régimen chino controla la información para mantener su poder.

Lai Jinbiao declaró: “Por ahora, la libertad de expresión y de prensa no son más que viento. Los medios de comunicación chinos están controlados por el Departamento de Propaganda, que decide que se puede decir y que no.”

Corresponsales de varias organizaciones de noticias fueron arrestados en los últimos meses, mientras cubrían las protestas en el Tíbet.