Tevatrón, acelerador de partículas circular de Fermilab (Wikipedia)

Nuevas mediciones realizadas por dos equipos con el acelerador americano Tevatron, cerrado en 2011, indican que el bosón de Higgs, clave faltante de la teoría de partículas elementales, está casi a punto de salir a la luz, anunció el miércoles Fermilab.

Estos cálculos confirman los obtenidos en los experimentos realizados por dos grupos de físicos en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en francés) del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés) en Ginebra, dijo en un comunicado Fermilab, situado en Batavia, Illinois.

Sin embargo, los dos equipos de investigación; CDF y DZero, han usado diferentes técnicas a las del CERN para cazar al bosón de Higgs, dice.

“El fin de la cacería del bosón de Higgs está cerca”, sentenció Jim Siegrist, Subdirector de Física de Alta Energía del Departamento de Energía de EE.UU.

La partícula de Higgs es la pieza que falta, jamás observada, en la teoría de la estructura fundamental de la materia elaborada en los años 60 para descubrir todas las partículas y fuerzas en el universo.

En este modelo, el bosón de Higgs explica por qué ciertas partículas están equipadas de masa y otras no. Su detección sería la confirmación de esta teoría.

El físico británico, Peter Higgs, postuló en 1964 la existencia de esta partícula a la que dio su nombre.

“Estoy muy entusiasmado con el ritmo de progreso en la búsqueda del bosón de Higgs”, declaró Pier Oddone, director de Fermilab que operaba el Tevatron, durante mucho tiempo el acelerador de partículas más poderoso del mundo, que cesó sus operaciones en septiembre de 2011.