George Clooney en el Festival de Cine de Venecia 2OO9 (Wikipedia)

No se trata de su último papel en una película, detuvieron y esposaron a George Clooney en Washington DC, afuera de la embajada de Sudán durante una protesta contra el bloqueo en ese país de la ayuda internacional.

La estrella de Hollywood ha demostrado que no es solamente una cara bonita, dice que en Sudán hay una crisis humanitaria.

“Necesitamos que Sudán permita la entrada de la ayuda humanitaria, antes de que se convierta en la peor crisis humanitaria del mundo”, dijo Clooney a los periodistas antes de su detención.

“Lo segundo, estamos aquí para pedir que el gobierno de Jartum deje de matar a su gente al azar, hombres inocentes, mujeres y niños, cesen las violaciones y las hambrunas. Es todo lo que pedimos.”

Tras hacer oídos sordos a las advertencias de la policía para que abandonara el lugar, Clooney fue detenido junto con su padre Nick, periodista de profesión, y otros activistas; entre ellos miembros del Congreso y Martín Luther King III, hijo del asesinado líder de los derechos civiles.

Clooney ha visitado Sudán varias ocasiones, la más reciente al sur del Kordofan, donde los combates entre el ejército de Jartum y los rebeldes a favor de la anexión de Sudán del Sur han llevado a la hambruna. Sudán del Sur obtuvo su independencia en julio.

A su regreso a los Estados Unidos, fue recibido el jueves por Obama, Clooney informó que el presidente estadounidense debe presionar al presidente chino, Hu Jintao, para evitar un desastre humanitario en Sudán.

Según el actor, China, principal socio de Jartum, considera más los aspectos económicos que los morales, en la medida que el conflicto entre Sudán y el Sudán del Sur tiene un impacto negativo en el suministro de petróleo a Pekín.

Su detención sólo duró unas horas, ya fue liberado.