Bo Xilai (Wikipedia)

El Partido Comunista Chino expulsó a uno de sus más ambiciosos políticos. La ascensión política de Bo Xilai se detiene brutalmente meses antes del décimo octavo congreso del partido, aunque esperaba integrar el comité permanente del Politburó que es el “mandamás” en China.

Después del reciente escándalo de Wang Lijun, jefe de policía y su ex mano derecha, que trató de escapar a través del consulado de EE.UU. en Chengdu, tras acusar a su ex jefe de corrupción y estar al frente de mafias. A Bo se le hace difícil mantener una apariencia tranquila mientras lo siguen de cerca, sobre todo debido a los documentos que Wang proporcionó al gobierno de los Estados Unidos, documentos que Pekín espera recuperar.

El premier chino, Wen Jiabao, habló del incidente en el marco de la Asamblea Nacional del Pueblo en Pekín: “El comité municipal del partido en Chongqing y el gobierno municipal deben reflexionar seriamente y aprender del incidente de Wang Lijun”, dijo.

Algunos analistas políticos dijeron que Bo había molestado a miembros de alto rango del partido con su campaña inusualmente abierta y ambiciosa.

Bo Xilai aspiraba a formar parte de la camarilla de nueve miembros que dirige el país. Su eliminación despeja la carrera hacia el poder a otros miembros del ala progresista del partido. El cambio de líderes en China se espera en otoño, cuando el secretario general Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao dimitan para entregar el poder a una nueva generación.