El gato de Schrödinger, está al mismo tiempo vivo y muerto. (Wikipedia)

Ahora que mucha gente usa el vocablo cuántico sin saber su real significado, la física cuántica se puso de manifiesto de una manera divertida y espectacular por un día en París, en una exposición llamada “¿Todo es cuántica?”, organizado por el CNRS* y el Musée des arts et metiers.

Viajar desde lo infinitamente pequeño, atrapar átomos, o probar a deslizarse en levitación.  Los visitantes desde los 6 años, pueden descubrir en el museo el universo maravilloso de la física cuántica.

Este evento se propuso “de una manera simple y divertida abordar esta ciencia elaborada para explicar fenómenos inaccesibles a nuestra percepción, en una escala infinitamente pequeña”, dijo el CNRS en un comunicado.

Gracias a microscopios ultra poderosos, los visitantes pudieron explorar la materia, jugar con la luz de los láseres, descubrir los colores del nano mundo o el funcionamiento de un reloj atómico.

También pudieron probar el “deslizamiento incomparable” del primer patín superconductor que “levita” sin fricción sobre carriles magnéticos.

El modelo de un átomo, la presión y flexión cuántica: un espacio reservado para los niños desde los 6 años, una propuesta para “jugar con la física cuántica.”

El programa contó también con una conferencia a cargo de Serge Haroche, profesor del Colegio de Francia sobre “El gato de Schrödinger y otras historias cuánticas…”, seguida de 6 mini conferencias.

Una buena oportunidad de conocer el mundo cuántico para los franceses. ¿Alguien estaría dispuesto a hacer algo similar en México u otro país de Latinoamérica?

Fuente: AFP y programa completo en www.toutesquantique.fr

*Centre National de la Recherche Scientifique (Centro Nacional de la Investigación Científica)