Quema de libros y material de Falun Dafa en China (minghui.net)

El martes pasado murió el prolífico escritor Ray Bradbury a la edad de 91 años, uno de los mejores escritores de ciencia ficción, autor de “Crónicas Marcianas” y “Fahrenheit 451”.

En un comunicado, su editor Harper Collins mencionó: “En una carrera que abarca más de 70 años, Ray Bradbury llevó a generaciones a soñar, pensar y crear.”

El escritor había sufrido un derrame cerebral en 1999, pero retomó su trabajo años más tarde.

Colocaron flores en su estrella del Bulevar de la Fama (Hollywood Walk of Fame), en Hollywood.

Su trabajo mostró que era un autor preocupado por la supervivencia espiritual de la humanidad contra el materialismo de la sociedad.

Adaptada al cine en 1996 por François Truffaut, “Farenheit 451” (1953), está inspirada en la quema de libros escritos por judíos durante el nazismo, se refirió a los peligros de la censura y el control de las ideas en un mundo totalitario.

Forma parte de los grandes libros que rompen con la utopía, describen las sociedades donde un gobierno central autoritario, oprime a la totalidad o a parte de sus ciudadanos.

Un género ilustrado antes por “Un mundo feliz” de Aldous Huxley y “1984” de George Orwell, pero Ray Bradbury la presenta al gran público en general, y sigue siendo muy popular hasta hoy en día.

Escritor prolífico, que abarcaba novela, cuentos y poemas, también escribió obras de teatro y guiones para película como “Moby Dick” (1956) de John Huston, e incluso televisión como “Alfred Hitchcock Presenta.”

Nació el 22 de agosto de 1920 en Waukegan (Illinois, norte de Estados Unidos), Raymond Douglas Bradbury descubre la literatura a la edad de 7 años leyendo a Edgar Allan Poe.

Hijo de un padre ingeniero y madre de ascendencia sueca, a la edad de 14 años se mudan a Los Ángeles. A la edad de 17 años se publica su novela “Script” en una revista de ciencia ficción.