Rona Rui, The Epoch Times

Un artículo del 10 de noviembre de 1998 en el Yangcheng Wambao informa que 5,000 practicantes de Falun Gong se ejercitaban en un parque de Guangzhou (minghui.org)

Este cambio de actitud podría llevar al final de la persecución a Falun Gong

La antigua disciplina china de Qigong, ejercicios tradicionales que manejan energía, pronto llegaron a los titulares de China. Durante 13 años, los medios de comunicación oficiales criticaron y difamaron al qigong, pero ahora los reportajes subrayan sus beneficios, lo que podría indicar que los líderes chinos autorizaron este cambio de actitud.

Se ha especulado mucho en medios de comunicación chinos y en internet que Pekín podría estar en vías de revisar su proceder con la persecución a los practicantes de qigong, y especialmente a los que practican el método de Falun Gong.

Profesionales de la salud de varios hospitales, participaron recientemente en una capacitación de nueve días de duración de qigong,  publicaron sus beneficios en un informe del Ministerio de Salud de la provincia de Gansu. El portavoz del Ministerio de Salud de China comentó positivamente el informe, lo que rompió efectivamente con 13 años de tabú de Qigong en China.

De acuerdo con Shi Zangshan, especialista en China con sede en Washington, el informe sobre la capacitación es una gran noticia y no se pudo producir sin el permiso de altos funcionarios.

“El tipo de qigong que el Ministerio de la Salud de Gansu promueve es un ejercicio de pie y un ejercicio sentado. Falun Gong también tiene algo similar. En otras palabras, las autoridades no evitan mencionar la similitud”, dijo Shi.

Según el experto, el hecho de que no hayan censurado el informe indica que el primer ministro Wen Jiabao y sus partidarios de la reforma ganaron la partida políticamente.

Después de que el ex dirigente chino Jiang Zemin comenzó la persecución a Falun Gong en 1999, el qigong, en general se convirtió en un tema tabú en China, particularmente en los medios de comunicación.

En un artículo publicado el 31 de mayo por la agencia oficial Xinhua, un portavoz del Ministerio de Salud destacó los esfuerzos del Ministerio de Salud provincial de Gansu, por ayudar a los profesionales de la salud a entender más de medicina y prácticas tradicionales chinas.

“La humanidad sigue profundizando su comprensión en las ciencias de la vida y continúa haciendo nuevos descubrimientos”, dijo el portavoz, según Xinhua. “Académicamente, se fomentará el estudio teórico, experiencias innovadoras y el debate académico”.

Según el artículo, 47 profesionales de la salud se beneficiaron en gran medida del curso de qigong que se dio a mediados de mayo.

Liu Weizhong, jefe del Ministerio de la Salud de Gansu, recomendó que el personal hospitalario de la provincia aprenda qigong y lo aplique en su práctica clínica. Varios de los medios de comunicación chinos también publicaron artículos sobre la carrera y experiencia médica de Liu Weizhong y cómo le llegó a interesar el qigong.

De acuerdo con organismos gubernamentales, entre 70 y 100 millones de chinos practicaban Falun Gong en China continental en 1999. La Oficina de Deportes realizó un importante estudio en 1998 y encontró que el 97.9% de los practicantes de Falun Gong examinados habían reportado una mejoría de su salud y una disminución significativa de sus gastos médicos.

“Falun Gong ofrece cientos de beneficios a la población y la nación china, y no causa ningún daño”, escribió en 1998, Qiao Shi, ex presidente de la Asamblea Nacional Popular.

Recientemente, una fuente de alto nivel en Pekín, dijo a The Epoch Times que los dirigentes clave en el Politburó del Partido Comunista Chino llegaron a un consenso en cuatro temas, uno de ellos es que Falun Gong debía obtener una compensación, todos los que fueron tratados como criminales bajo la prohibición deberían ser puestos en libertad y que la prohibición debía ser derogada.