Jin Qing, The Epoch Times

Zen Qinghong, el 9 de marzo de 2006 en Pekín (Andrew Wong/ Getty Images)

Su padre, Zeng Shan coludido con los japoneses durante la guerra

Zeng Qinghong, ex burócrata otrora poderoso del Partido Comunista Chino, fue durante un largo periodo fiel colaborador y aliado del ex líder del régimen Jiang Zemin y Bo Xilai, el alto funcionario del partido que fue expulsado. La carrera política de su padre también es poco gloriosa: colaboró con los japoneses durante la guerra civil en China.

La historia de estos dos hombres pone de manifiesto cuán oscuros detalles históricos pueden usarse para desacreditar a los opositores políticos y el juego sutil del poder político en China comunista.

Quién es Zeng Qinghong

Zeng Qinghong, ex vicepresidente de China, de 72 años, se mantuvo ocupado después de perder su trabajo en la víspera del 17º  Congreso Nacional del partido comunista en 2007.

Después de que Jiang Zemin y su camarilla perdieron el poder en el seno del PCCh, Zeng decidió actuar como “cerebro” de la facción de las “manos ensangrentadas” de Jiang, para asegurarse de que esta facción y el mismo no tuvieran que pagar por sus crímenes.

Rumores políticos indicaron que Jiang había intentado reemplazar a Hu por Zeng Qinghong, pero los altos dirigentes del PCCh no lo permitieron.

De acuerdo con una fuente de alto nivel de Pekín, Bo Xilai era el preferido de Jiang como sucesor. Cuando Bo no pudo convertirse en un miembro permanente del Politburó, en el Congreso Nacional de 2007, era una señal de que Bo no podría llegar a ser secretario General del PCCh en el 18º  Congreso Nacional. Entonces, Zeng sugirió a Jiang que debía detener a Li Keqiang, viceprimer ministro y protegido de Hu, para que no se convirtiera en el jefe del PCCh en el 18º  congreso. Zeng sugirió a Jiang encontrar a alguien más para ocupar el puesto de secretario general antes de que Bo lo obtuviera. Zeng recomendó a Xi Jinping, un hombre que creía era poco ambicioso en la política.

Xi reemplazó a Li mientras que Jiang y Zen favorecieron en secreto a Bo Xilai. Xi no era consciente de los verdaderos motivos de Jiang hasta que fue a los Estados Unidos. Según algunas fuentes, los servicios de inteligencia estadounidenses pusieron a Xi al corriente de los planes de Jiang de poner a “Bo después de Xi”.

El padre de Zen Qinghong colaboró con Japón

Zeng Shan se unió al PCCh en 1926. Zeng era el jefe del Nuevo Cuarto Ejercito y trabajó al este de China después del estallido de la guerra sino-japonesa. En numerosas ocasiones, representó al PCCh mediante la firma de tratados secretos con los japoneses.

Después del inicio de la Revolución Cultural, Mao Zedong purgó a decenas de miles de miembros veteranos del PCCh. Zeng Shan logró escapar a la purga, por haber trabajado con los japoneses.

Jin Jiangpin, comentarista político, sugirió que en un artículo publicado en una revista del Estado, la víspera del 17º  Congreso Nacional de 2007 comenzó la caída de Zeng Qinghong.

“Creo que Hu tomó la revista y la aventó a los pies de Zeng Qinghong, diciéndole El Diario del Pueblo de mañana contendrá este artículo. ¿Qué vas a hacer? Zeng renunció inmediatamente. Además, vimos que Zeng anunció su dimisión por el 17º Congreso Nacional”, declaró Jin Jinaping en un blog. El Diario del Pueblo es el portavoz del partido.

La revista Archivos Secretos del Pasado habla regularmente de las hazañas de los miembros del PCCh. El artículo hablaba del pasado de Zeng. Decía que en el año de 1967, los guardias rojos y los insurgentes creían que Zeng era un traidor que había trabajado con los japoneses. Hubo tentativas de humillar y perseguirlo públicamente, pero finalmente lo protegieron de cualquier daño.

De acuerdo con este artículo, Zeng trabajó en el Ministerio de Seguridad Pública. Reconoció la firma de tratados secretos con los japoneses, pero dijo haberlo hecho siguiendo las órdenes del Comité Central del PCCh. Los guardias rojos no le creyeron y presionaron al Ministerio de Seguridad.

El artículo continúa diciendo que un jefe del ministerio de seguridad escribió a Wang Dongxing, director de la Oficina Central del PCCh y a Xie Fuzhia, ministro de Seguridad Pública, para pedirles que se abriera una investigación a raíz de las acusaciones contra Zeng Shan. Autorizaron al jefe de la oficina y a otros cuatro funcionarios a entrar en la sala de los archivos secretos con un documento certificado por Wang y Xie.

Después de varios días de investigación, los cinco hombres encontraron telegramas que probaban que el comité central del PCCh efectivamente ordenó a Zeng Shan firmar tratados secretos con los japoneses. Entre las pruebas se encontraron telegramas que contienen detalles de los tratados. Los telegramas fueron firmados por Mao Zedong, Zhou Enlai, Liu Shaoqi, Ren Bishi y Kang Sheng.

A partir de este informe, no autorizaron a los cinco hombres sacar los documentos de la sala de archivos secretos, por lo que copiaron la información relativa a las afirmaciones de Zeng Shan e informaron a sus superiores.

Kang Sheng, el brazo derecho de Mao, espía en jefe del partido y jefe de seguridad, convirtió rápidamente el descubrimiento de estos cinco hombres en un acto “contrarrevolucionario”, y presionó a Wang y Xie a castigar a estos cinco hombres. Condenaron al jefe de la oficina a ocho años de prisión y lo liberaron después de la muerte de Mao Zedong.

El best-seller Los pequeños príncipes de China escrito por He Pin y Gao Xin publicado en 1992, habla de los orígenes de cuarenta hijos e hijas de altos funcionarios del partido. Añade detalles a esta controversia. Según este libro, el 27 de septiembre de 1967, Zhou Enlai, dio a los iniciados del PCCh, instrucciones especiales para considerar que las actividades de Zeng Shan tuvieron fundamento en las órdenes del Comité Central del PCCh. Se prohibió a los grupos revolucionarios interferir.

En este ambiente de tensiones políticas. Mao conspiró para matar a ciertos veteranos del PCCh, entre ellos Liu Shaoqi, Peng Zhen y He Long. Sin embargo, Mao trató bien a Zeng Shan y lo nombró personalmente, luego del 9º  Congreso Nacional, para continuar en sus funciones como miembro del comité central.

Zeng Shan murió en 1972 de un ataque al corazón. El mismo año, el PCCh renunció a 600 mil millones de dólares en reparaciones de Japón a China. Jin Jianping dijo que el PCCh no se atrevió a reclamar una indemnización porque Japón sabe muchos de los secretos del PCCh.

A diferencia de la mayoría de los ciudadanos de China, durante la Revolución Cultural, Zeng Shan tuvo una vida relativamente fácil. Su hijo Zeng Qinghong, actualmente bastante viejo, tampoco pasa por momentos difíciles.