El más antiguo fósil de embrión de reptil expuesto en Pinamar, Uruguay, abril de 2012 (AFP/ Archivo-Pablo Porciúncula)

Investigadores canadienses descubrieron en Uruguay pruebas de animales primitivos que vivieron en la Tierra hace 585 millones de años, retrocediendo a 30 millones de años la aparición de la vida animal, de acuerdo con sus trabajos publicados en la revista Science.

Los autores del estudio encontraron en un sedimento limoso huellas fosilizadas de un animal de cuerpo flácido, de un centímetro de largo que se desplazaba lentamente.

Los principales autores de este descubrimiento, los geólogos Ernesto Pecoits y Natalie Aubet de la Universidad de Alberta en Canadá, determinaron que las marcas fueron dejadas por un animal primitivo llamado bilateria, que se distingue de otras formas de vida no animal.

Se caracterizan por la simetría bilateral de su cuerpo, de ahí el origen de su nombre, la presencia de un tubo digestivo y órganos diferenciados.

Estas criaturas dejan una marca única al moverse, indican los científicos.

Explican que las características de las huellas fosilizadas dejadas por el paso del bilateria, indican que su musculatura le permitió moverse en los sedimentos en el fondo del océano.

Los investigadores tardaron más de dos años en completar el estudio, y la verificaron un grupo de científicos para confirmar la datación, que se realizó por análisis de espectrometría.

Antes de este descubrimiento, los primeros signos de vida animal se habían datado hace 555 millones de años en Rusia.