Iwu Shik, Epoch Times

Francia. Un empleado de la empresa automotriz francesa Peugeot Citroën en frente de la fábrica de Aulnay-Sous-Bois, después del anuncio del grupo de que eliminará 8,000 empleos,12 de julio de 2012 (Martin Bureau/ AFP/ Getty Images)

FRANCIA- Philippe Vavin, presidente de la automotriz francesa PSA Peugeot Citroën, anunció el jueves el plan de reestructuración del grupo, acompañado por la eliminación de 8,000 puestos de trabajo en territorio francés.

El grupo decidió trasladar la producción de la fábrica de Aulnay-Sous-Bois hacia Poissy en la provincia de Yvelines, al proporcionar empleo alternativo a la mitad de los 3,000 empleados. PSA también eliminará 1,400 empleos en su planta de Rennes, que ya perdió la mitad de su fuerza de trabajo desde 2005. Las medidas conciernen también a los empleados en investigación y en gestión industrial, donde se suprimirán 2,700 empleos.

El PSA registra este semestre 700 millones de déficit, principalmente debido al menor consumo de vehículos personales en el mercado europeo, que es el 60 % de la producción, y que sufre una disminución prevista del 10% para este año. Para Philippe Vavin estas medidas constituyen la única manera de “asegurar el futuro del grupo.”

Por su parte el gobierno de Jean Marc Ayrault pidió “una concertación sin demora” para restaurar la relación transparente con el grupo que en los últimos años recibió más de $4 mil millones de euros de ayuda del gobierno.

En cuanto a François Hollande, dijo estar “profundamente preocupado” y prometió “hacer todo lo posible para limitar las consecuencias de este plan.”