Amelia Pang, Epoch Times

Practicantes de Falun Gong con velas honran a los miles que han muerto en la persecución del régimen chino (Lisa Fan/ Epoch Times)

Una solemne escena saludó a los transeúntes, por la vigilia con velas que practicantes de Falun Gong de todo el mundo realizaron frente al monumento a Washington el 13 de julio. La mayoría vestidos de amarillo, los practicantes rindieron homenaje a las miles de vidas perdidas durante los 13 años de persecución a la práctica en China.

Falun Gong es una disciplina espiritual que se practica en todo el mundo. Hace tiempo, se practicaba abiertamente en China, pero desde el 20 de julio de 1999, fue perseguida por el régimen comunista del país.

Así llegaron a la capital de EE.UU., a reunirse pacíficamente y presentar sus respetos a los que han muerto durante la persecución. Entre ellos, se encontraban sobrevivientes de las torturas del brutal régimen comunista, los compañeros practicantes se sienten comprometidos a mostrar su apoyo.

Ren Guoxian, 39 años, voluntaria sin fines de lucro en California.

Ren Guoxian, voluntaria en California (Henry Lam/ Epoch Times)

“Esto es por todos los practicantes que han muerto en China. Yo también fui gravemente torturada. Personalmente, he visto morir a practicantes en los centros de detención. Cuando veo estas imágenes y las vigilias con velas que hacemos, siento una profunda tristeza. Todos creemos en Verdad-Compasión-Tolerancia, sin embargo, recibimos maltrato, hasta el punto de que muchos han muerto. A pesar de que terminé una Maestría en Ciencias del Medio Ambiente en China, no recibí el grado porque me negué a renunciar a mi creencia en Falun Gong. Estoy en este evento para decirle al mundo que Falun Dafa es bueno, Verdad-Compasión-Tolerancia son buenas, detengan la persecución.”

Yu Haiwen, 44 años, estilista, refugiada reciente de China. “Fui perseguida en China, fue una experiencia sangrienta. Amigos íntimos míos han muerto en el mismo centro de detención donde los torturaron. La persecución continúa en la actualidad. Los practicantes de Falun Dafa en China no tienen libertad. No pueden asistir a eventos como este. Hay tantos practicantes de Dafa que son torturados en China. Mi mejor amiga, que practica y la arrestaron conmigo, sigue en la cárcel. Ahora sólo pesa 30 kilos, sus piernas están discapacitadas. Es por ella y por todos los que son torturados, que yo asisto a todas las actividades, como la vigilia, fuera de China.”

Many Ngom, 43 años, diseñadora de modas de Canadá.

“Es importante estar aquí como practicante de Dafa. Tenemos que hacer nuestra parte para mostrar al mundo lo devastador de la persecución. Siempre es emocionante ver a tanta gente. Me siento privilegiada de estar hoy aquí. Ojalá pudiéramos hacer más.”

Bruno Malvino, 25 años, técnico de tráfico procedente de Francia.

“Estoy aquí para conmemorar a todos los practicantes de Falun Dafa que han muerto en la cárcel. Tengo un amigo que quedó discapacitado después de que lo torturaron durante años en China. Salió de la cárcel con tuberculosis.

Jose Johny, 26 años, ingeniero de software de India del Sur.

“Quiero que la persecución termine. El partido comunista chino los está persiguiendo basado en los principios ateos. Tengo amigos cuyas hermanas y padres fueron asesinados. Vine de la India sólo para esto.”

Vista desde arriba, forman los caracteres chinos de Verdad-Benevolencia-Tolerancia, principios fundamentales de Falun Dafa (Lisa Fan/ Epoch Times)

La gente que pasaba se quedaba impresionada por la serena escena, y la cuestión subyacente de la persecución.

Eric Berdan, 42 años, gerente de Nestlé en Canadá.

“Creo que la visión es muy impresionante. Somos de Canadá, no vemos a menudo este tipo de protestas. Es realmente increíble. Usted puede ver la tranquilidad de la manera en que lo hacen. Obviamente, hay mucho más de lo que sabemos. Es bueno para nosotros aprender (sobre la persecución), y es bueno que mis hijos lo sepan. Todo les va a afectar más adelante.”

Jorge Orozco, 45 años, electricista de Chicago

“Somos cristianos católicos. Compartimos el mismo sentimiento porque muchos católicos de nuestra iglesia viven en la clandestinidad en China en estos momentos. Los han asesinado también. Compartimos el mismo sentimiento. Tratamos de quedarnos un poco más para compartir esta vigilia.”

Emily Camis, 24 años, especialista en relaciones públicas en Virginia.

“Personalmente creo que es la mejor forma de protestar que enojarse y caminar con carteles. Esto demuestra que hay mucha opresión en China que la gente no conoce. No teníamos idea de lo que está sucediendo; sólo pasábamos en bicicleta.”