La arrogancia china en los Juegos Olímpicos

Gracias a los medios estatales chinos, esta semana, cientos de millones de chinos se han dejado llevar por un creciente orgullo, al recibir las medallas en los Juegos Olímpicos de Londres.

MacLennan superó a las chinas Shanshan y Wenna (Foto: AP)

Debido a la diferencia de horario, los habitantes chinos solo pueden ver una pequeña parte de los eventos en vivo. Pero la televisión estatal transmite los resúmenes del día, dando énfasis a las hazañas chinas. Reportajes impregnados de patriotismo, donde la bandera roja con cinco estrellas está por todas partes.

La inmensa mayoría de los chinos entrevistados por la AFP están convencidos de que Londres hará menos que Pekín.

El más mínimo error se subraya de manera implacable. Wang Hou, un empleado de una agencia inmobiliaria del barrio de Chaoyang en Pekín, se ofusca incluso porque la bandera china fuera colocada debajo de la de Corea del Sur (y no al mismo nivel), en la ceremonia de premios de 200 m nado libre, donde el chino Yang Sun y el sudcoreano Park Tae-Hwan terminaron empatados por segundos. Su amigo Song Mao señala que algunas camas de la Villa Olímpica son muy cortas y que hubo que cambiarlas. Estos incidentes, que pueden parecer anecdóticos, fueron reportados al detalle por la prensa china.

Desde que la República Popular China se unió al movimiento olímpico en 1979, siempre ha relacionado sus medallas de oro a su estatus en la comunidad internacional. Por lo mismo, no es de extrañar que a cualquier suceso durante los Juegos Olímpicos le dé un giro político.

Así las acusaciones de dopaje, que resultaron sin fundamento, afectaron esta semana a la china Ye Shiwen, de 16 años, que ganó los 400 y los 200 m estilos, han inflamado a la opinión pública. “La verdad es que los occidentales no pueden aceptar que el equipo de natación chino haya mejorado notablemente”, dijo Wang Hou. Miles de usuarios de internet también denuncian la “arrogancia” occidental.

El jueves, el programa Diálogo en la cadena CCTV-news discutió la negativa de la BBC a pedir disculpas, después de que Clare Balding, una de sus famosas periodistas puso en duda al aire el rendimiento de la joven Shiwen. Yang Rui, quien dirige el programa, también encontró “molesto” el titulo de ¿Tortura o entrenamiento?” de un artículo publicado en el diario británico The Daily Mail. En él se describen las condiciones implacables del gimnasio de Nanning, donde según el periódico entrenan en gimnasia de competencia a niños de cinco años de edad.

“Sin su particular método para entrenar atletas, China estaría probablemente, disculpen las palabras, al nivel de la India en número de medallas”, explicó el analista del programa Gao Zhikai. Y agregó “El resto del mundo debería de tratar de entender por qué China ha dado un salto adelante, en lugar de centrarse en los aspectos negativos del deporte chino.”   

Fuente: AFP 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s