Sally Appert, The Epoch Times

Este fin de semana se podrá observar uno de los mayores espectáculos de meteoritos, la lluvia de Perseidas.

Perseidas (Wikipedia)

Cuando la lluvia se encuentre en su punto más alto puede caer un centenar de meteoritos por hora, de acuerdo a la NASA. El mejor momento para ver este acontecimiento será la noche del 11 al 12 de agosto, aunque la noche anterior y la que seguirá serán propicias para la observación.

Las Perseidas tienden a ser más rápidas y luminosas con estelas persistentes, y producen por lo general la mayoría de las lluvias de meteoros, excepto las Gemínidas, que aparecen en diciembre.

Este año tiene una ventaja adicional, el resplandor de la luna, entrando en su cuarto menguante, será menor. La luna se elevará a altas horas de la noche, y presentará poca luz así no podrá ocultar las Perseidas.

Para ver los meteoritos hay que alejarse las luces de la ciudad. Para localizar una gran cantidad, también sería conveniente permanecer en el exterior unas horas antes del amanecer del 12 de agosto, cuando la noche sea más oscura.

Las horas antes del amanecer son las mejores para ver la lluvia de meteoros, puesto que la Tierra gira, la cara anterior tiende a recoger más deshechos venidos del espacio, y esa parte del cielo se encuentra justo encima de ella en la madrugada.

Sin embargo, se puede mirar las Perseidas, en cualquier momento de la noche y en cualquier parte del cielo. Su densidad máxima será en las noches, pero la lluvia de meteoros debe durar hasta el 24 de agosto.

Las Perseidas reciben su nombre de la constelación de Perseo, de donde parece que provienen todas las colas de los meteoros. Pero no vienen de Perseo, en realidad, son pequeños pedazos de residuos del cometa Swift-Tuttle.