Anabel Hernández recibió este lunes el premio de la Pluma de Oro de la Libertad durante el Congreso Mundial de la Prensa, que se celebró en Kiev, Ucrania.

Anabel Hernández, 2011 (Wikipedia)

La periodista mexicana fue premiada por la Asociación Mundial de Periódicos y Editores (WAN-IFRA) por informar sobre la relación entre los cárteles de la droga y la política en México.

Hernández tiene una larga trayectoria en el periodismo y el libro “Los Señores del Narco”, publicado en 2010, le ha generado poderosos enemigos.

Su primera investigación importante, fue lo que se conoció como “toallagate”. “Era una cosa que para mucha gente podía ser superficial, pero que en el fondo terminó siendo un botón de muestra muy importante de lo que iba a ser la corrupción de ese primer gobierno panista, que fue la compra de las toallas carísimas en Los Pinos -la residencia presidencial- y todo un menaje para amueblar la ‘cabaña’, algo que Fox dijo que iba a evitar para acabar con los derroches del PRI”, dijo la periodista en una entrevista para la radio fm Bolivia.

Con ese reportaje ganó el Premio Nacional de Periodismo en 2001, pero también ganó la persecución por parte del gobierno. El entonces presidente Fox reconoció que usaba toallas de US$400 cada una y cortinas eléctricas a control remoto de US$17,000 en su residencia oficial.

Otro trabajo de gran impacto fue publicado en 2002: la esclavitud sexual de niñas mexicanas en campos agrícolas de San Diego, California. Niñas traficadas desde Puebla, Oaxaca y Veracruz, que son explotadas sexualmente en cuevas donde simplemente las acuestan en el piso y decenas de hombres formados en filas esperan tener relaciones sexuales con ellas. Trabajo por el cual recibió un reconocimiento por parte de la UNICEF.

De una investigación sobre niños que se dedican a ayudar a sus padres en la siembra y recolección de marihuana, en el Triángulo dorado, región donde confluyen Sinaloa, Chihuahua y Durango, “descubrí que hace muchos años, uno de esos niños era el Chapo Guzmán”, líder del Cartel de Sinaloa y uno de los hombres más buscados del mundo.

“Ahí surgió mi interés de conocer cómo un niño que apenas estudió hasta tercero de primaria se convirtió en un capo tan poderoso”, agrega Hernández.

El resultado fue “Los Señores del Narco”, libro que ha vendido al menos 12,000 ejemplares en México.

“Desde diciembre de 2010 cuando salió publicado el libro “Los Señores del Narco, (…) fui sentenciada a muerte por los altos funcionarios de la Secretaria de Seguridad Pública del gobierno del presidente Felipe Calderón por haber exhibido su relación con el Cártel de Sinaloa”, apuntó Hernández al recibir el galardón.

“Vivo todos los días con ese peso en mi corazón sin saber cuándo será mi hora”, dijo la periodista.

“WAN-IFRA reconoce la implacable postura tomada por Anabel, con un gran riesgo personal, contra los cárteles de la droga, el crimen organizado y las autoridades corruptas”, dijo por su parte durante la entrega del premio el presidente de la organización, Erik Bjerager.

Fuentes: Radio FmBolivia y periódico La Jornada