Salman Rushdie en 2008 (Wikipedia)

Salman Rushdie publicó este martes su autobiografía, llamada “Joseph Anton”, que recoge los años vividos en la clandestinidad, y es imposible no mencionar el estallido de violencia anti estadounidense en el mundo musulmán, que se extiende como reguero de pólvora; de Egipto a Pakistán pasando por Tailandia e Indonesia.

La violencia alimentada por una película que incluso Washington ha condenado, luego entonces surge la pregunta: ¿por qué esta explosión de odio? Un odio que condujo a la muerte en Libia a cuatro estadounidenses entre ellos un embajador.

Salman Rushdie califica de “repugnante” este estallido de violencia. Y además agrega: “Los Versos Satánicos, un libro que critica al Islam sería difícil de publicar hoy.”

“La libertad de palabra, la libertad de expresión es la libertad, sin la cual todas las otras libertades desaparecen. Es la base, el fundamento de una sociedad abierta. Y ponerla en entredicho es poner en entredicho un aspecto crucial del tipo de sociedad en la que tenemos el privilegio de vivir, explicaba en una reciente entrevista. “Literatura, pintura, trabajo intelectual e universitario, todo es objeto de ataques por parte de diferentes grupos de interés religioso y los Estados no se oponen.”

En 1989, el ayatolá Jomeini declaró una fatua (edicto religioso que supone una condena de muerte). Los recientes acontecimientos, en plena ola de violencia por la película de Mahoma, subió la recompensa para quien acabe con Rushdie, a más de tres millones de dólares.

Fuente: AFP