Zhu Zhiqing, Epoch Times

TAIWÁN- Una organización decidida a exponer la práctica de extraer órganos a la fuerza se asocia con médicos.

Portada del libro “Órganos de Estado: Abuso de Trasplantes en China” escrito por David Matas y el Dr. Torsten Trey. Trey dirige una organización que investiga la extracción forzada de órganos y se asocia con médicos de Taiwán para promover esta causa.

Médicos contra la extracción forzada de órganos (DAFOH, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, DC, se unieron a la organización taiwanesa de médicos cirujanos Asociación Internacional de Cirujanos de Trasplantes de Órganos (Organ Care),  para resaltar la preocupación de la comunidad médica con respecto a los crímenes de extracción de órganos a personas obligadas por el PCCh.

En una declaración conjunta, los dos organismos exigen que el PCCh deje de extirpar los órganos a practicantes de Falun Gong y otros presos de conciencia, demandar a los responsables, poner fin a trece años de persecución contra los practicantes, y pide a todos los países y parlamentos modificar sus leyes o crear una legislación que proteja a las poblaciones locales e impedir su participación en la colecta de órganos.

Los médicos y el personal médico que firmaron la declaración, autorizaron a DAFOH a presentar el original de la nota de prensa, fotocopias y estadísticas al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, la Asociación Médica de Trasplantes, Gobiernos y parlamentos de todos los países, así como a otras organizaciones que tengan credibilidad y los medios para ayudar a poner fin a las atrocidades.

Durante las últimas dos semanas, del 20 de octubre al 4 de noviembre, más de 475 médicos y 190 miembros del personal médico apoyaron con sus firmas la campaña iniciada por Organ Care. Entre ellos están el Director de la Oficina de Salud, el presidente de la Asociación de Médicos Cirujanos y el subdirector de jubilados de la Oficina de Salud.

Chen Yongxing, director de hospital y firmante del comunicado, reveló que algunos médicos taiwaneses tienen relación o asociación comercial con médicos colectores de órganos en China. Se espera que el Departamento de Salud y unidades judiciales puedan llevar a cabo una investigación a fondo para poner fin a estas prácticas ilegales.

Zhu Wanqi, portavoz del Grupo de Defensores de Derechos Humanos de Falun Gong, que contribuyó a iniciar la campaña de la Declaración Firmada, declaró que la depravación flagrante del PCCh explotando la extirpación de órganos por la fuerza a practicantes de Falun Gong y otros presos de conciencia, fue condenada internacionalmente muchas veces. Dijo que los médicos taiwaneses que han enviado pacientes a China continental para recibir un órgano de origen desconocido, deberían estar sujetos a las normas legales y condenados con firmeza.

De acuerdo a Organ Care, la campaña de Declaración Firmada proseguirá hasta que el PCCh cese la extracción forzada de órganos y se castigue a los responsables.

Nota del editor: Cuando el ex jefe de policía de Chongqing, Wang Lijun, huyó al consulado de EE.UU. en Chengdu el 6 de febrero, comenzó una tormenta política que no ha cedido. La batalla entre bastidores gira en torno a la posición que tomen los funcionarios en la persecución a Falun Gong. La facción con manos ensangrentadas, los funcionarios que el ex líder del PCCh Jiang Zemin promovió con el fin de implementar la persecución, trató de evitar la responsabilidad de sus crímenes y continuar la campaña. Los demás funcionarios se niegan a seguir participando en la persecución. Los sucesos son una opción clara para funcionarios y ciudadanos de China, así como para las personas de todo el mundo: apoyan o se oponen a la persecución a Falun Gong. La historia tomará en cuenta la elección de cada persona