Jack Philipps, Epoch Times

A principios de noviembre, las autoridades chinas dijeron que incautaron cerca de 10,000 botellas falsificadas de Château Lafite Rothschild, considerado como el vino tinto más caro del mundo, en una casa abandonada en la ciudad costera de Wenzhou.

Etiqueta de Château Lafite Rothschild cosecha 1999 (Wikipedia)

Este descubrimiento pone de relieve el problema endémico de la falsificación en China.

El dueño de la casa, que se llama Zou, afirma haber descubierto que el sótano de la casa estaba lleno de botellas de vino y negó cualquier implicación, según el diario Shanghai Daily. Una cantidad equivalente de botellas genuinas tendría un valor de 100 millones de yuanes, o sea 12.5 millones de euros, según el diario.

Cada año se importan a China cerca de 50,000 botellas de Château Lafite Rothschild. Las autoridades chinas han señalado que en el país, cerca del 70% de los vinos Rothschild son falsos. El vino marca el estatus social entre las élites chinas.

La casa estaba custodiada por cinco perros, dos mastines tibetanos considerados los más grandes del mundo, que pesan más de 65 Kg. Las autoridades encontraron al hombre que alimentaba los perros y le preguntaron por su jefe, pero él ni siquiera dio un número de teléfono, diciendo que cuidaba a los animales desde hace tres años.

La policía ahora busca el taller donde se produce el vino. Château Lafite Rothschild ha ganado seis demandas contra las compañías chinas implicadas en el vino falsificado, comentó el periódico.

Desde 1860, el viñedo francés es propiedad de la acaudalada familia Rothschild, que amasó su fortuna a través de la banca. El precio récord para una botella de Château Lafite de 1787, que supuestamente perteneció al padre fundador Thomas Jefferson fue de 122,000 euros en 1985.

En los últimos años, China ha tenido problemas son productos falsificados. Uno de los ejemplos más divulgados a comienzos de año, fue el descubrimiento de más de un millón de piezas electrónicas falsificadas en la cadena de suministro de la Defensa estadounidense, según un informe del senado de EE. UU.