La profecía maya y los temores de Pekín

Virginia Wu, Epoch Times

Los rumores sobre el fin del mundo el 21 de diciembre de 2012, han llevado a algunos habitantes de Pekín a almacenar galletas, botellas de agua y chalecos salvavidas.

Biblioteca del Estado Sajón, 8 de noviembre de 2012, en Dresdén, Alemania, uno de los cuatro manuscritos mayas que aún existen y sugiere que la civilización moderna expirará el 21 de diciembre. (Joern Haufe/ Getty Images)

Mucha gente evoca antiguas predicciones mayas, interpretadas por algunos como el inminente fin del mundo. Según medios de comunicación chinos, la profecía afectaría la vida cotidiana de algunos habitantes de Pekín.

La Sra. Xu, que vive en la capital, da testimonio a Epoch Times que la gente sigue analizando el fin del mundo, a través de la red, instando a los demás a abastecerse de comestibles. Ella sostiene que los temores sobre el fin del mundo se incrementan cuando los budistas laicos locales hablan del tema.

De acuerdo con un informe de Associated Press (AP), los expertos niegan el hecho que los mayas hayan predicho que el 21 de diciembre de 2012 es el fin del mundo. Geoffrey Braswell, antropólogo de la Universidad de California, San Diego, citado por AP, dijo: “Hay muchos monumentos antiguos mayas que se ocupan de los acontecimientos del futuro a partir de ahora.”

Sin embargo, el Sr.Lu, miembro del 13º. Regimiento del cuerpo de Producción y Construcción de Xinjiang recogió un millón y medio de yuanes (US $240,898.50 dólares) para en un plazo de dos años construir un “Arca de Noé”.

El Sr. Lu dijo a los medios de comunicación chinos que había estudiado las profecías mayas desde la universidad: “Las profecías mayas siempre han sido muy exactas (…). La predicción de que el amanecer del 22 de diciembre de 2012 nunca llegará también se hará realidad.”

El Sr. Lu diseñó y compró materiales para su arca, trabajó todos los días hasta el anochecer y, finalmente, contrató a cuatro trabajadores para poder terminarla. Si el fin del mundo no llega, su arca podrá usarse como transporte turístico, para víctimas de inundaciones, o como ferry para compensar la falta de puentes en Xinjiang.

La princesa japonesa Kaoru Nakamura, figura del New Age, dijo en un video en Youtube que la tierra se oscurecería durante tres días a partir del 22 de diciembre. “Vamos a estar en la oscuridad total, sin electricidad, ni sol”, dijo, y agregó que algunos líderes conscientes de la catástrofe por venir construyen escondites secretos. Por ahora, hay que “abrir el corazón” y convertirse en “mejores personas, llenando los corazones de luz dorada”. La princesa Nakamura dijo que su tercer ojo está abierto y que podía comunicarse con los OVNIs”.

La NASA aseguró que no hay ningún riesgo de que el mundo se acabe el 21 de diciembre, la agencia espacial dijo que la fecha señalada como “el fin del mundo” es en realidad el final de un largo ciclo maya en el calendario, “pero, como nuestro calendario reanuda el 1º. De enero, otro largo periodo de conteo se inicia para el calendario maya.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s