Liao Yiwu: En el infierno de las cárceles chinas

En la cárcel, “viví el peor de los infiernos”, dijo a la AFP el escritor chino Liao Yiwu en el exilio, que relata sus años de confinamiento en un libro: “El imperio de las Tinieblas”, que Pekín hizo todo lo posible por impedir su publicación.

Liao Yiwu 2010 (Wikipedia)

Nacido en 1958, Liao Yiwu, que vive en Berlín desde 2011, fue encarcelado en 1990 por escribir “Masacre”, largo poema sobre la tragedia de la Plaza de Tiananmen. Pasó cuatro años terribles en las cárceles chinas, junto con otras víctimas de la represión, pero también con ladrones.

Humillado constantemente, golpeado, testigo de torturas y violaciones: “Sentí como si perdiera toda dignidad, un sentimiento difícil de erradicar”, admite el escritor de visita en París.

Otra herida: muchos de sus familiares, incluso su esposa, lo abandonaron después de su encarcelamiento.

El testimonio excepcional de 660 páginas, tan aterrador como violento y lírico, lleno de compasión y hasta de humor, publicado por el editor François Bourin (Colección Ovejas negras), corrió el riesgo de no salir a la luz.

“El 4 de abril de 1995, redacté más de 300,000 caracteres cuando la policía llegó a mi casa a confiscar mi manuscrito. Saquearon todo. Luego, me detuvieron durante 20 días. ¡Estaba desesperado!”, recuerda con emoción Liao Yiwu.

“Me tomó un mes salir de la desesperación y decidirme a volver a escribir todo, atemorizado por miedo al olvido. Terminé el segundo manuscrito, siempre a mano, cuando el invierno de 1996, la policía regresó para robarlo. Pero oculté las páginas, escritas con pequeños caracteres. Eso me perjudicó los ojos”, exclamó.

Mafia

Esta nueva tragedia no disminuyó su determinación. A pesar del acoso policíaco, Yiwu escribió su testimonio por tercera vez.

“Alguien lo pasó en computadora. No sabía cómo usarla en ese entonces”. Dijo sonriendo Liao, admitiendo que ahora está “día y noche en internet, el único medio de vencer un poco la censura” de Pekín.

El manuscrito final se muestra en una exposición en Berlín, dijo el ganador en 2012 del famoso Premio de la Paz de los libreros alemanes.

Sin embargo, “la policía leía a escondidas mis correos electrónicos, supieron que el libro se publicaría en el extranjero, me amenazaron: Si se publica, te encarcelaremos por diez años.”

“Así que mentí, negué estar involucrado con editores taiwaneses y alemanes… preocupados por mi seguridad, retrasaron la publicación del libro. Para publicarlo, decidí huir de China.”

“Me fui por la mafia. Era la única manera. Por una vez, ¡la corrupción me fue útil!”, bromeó. “Firmé un contrato para escribir un libro sobre mi huida. Debe salir en 2015”, dice el escritor que ha dejado, por el momento, de escribir poesía. “Tengo otra escapatoria, la música. Sirve para limpiar mi alma…”

Por el momento, “no veo ningún susurro de cambio en el nuevo régimen. La sociedad va de mal en peor. El problema no son las reformas anunciadas, como la de los campos, sino el fin de la dictadura.”

“Y si se construyen muchos rascacielos en China, también es el gran basurero del mundo…”

Fuente: AFP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s