China: Permitieron a Gao Zhisheng ver a su familia después de diez meses sin noticias.

Irene Luo, Epoch Times

Hace más de un año que el abogado de derechos humanos, Gao Zhisheng, está detenido en la lejana cárcel de Shaya, en la provincia de Xinjiang, sólo recientemente obtuvo autorización de reencontrar a su familia. No se les había autorizado visitarlo desde marzo de 2012. Gao, llamado “la conciencia de China” fue detenido, acosado y torturado por defender a practicantes de Falun Gong perseguidos, adeptos a una disciplina espiritual tradicional, así como a otros grupos en la mira del régimen.

Gao Zhisheng (secretchina.com)

El 18 de enero, el hermano mayor de Gao dijo a Radio Sonido de la Esperanza que trató de visitar a su hermano detenido desde hace mucho tiempo. Fue sólo después de amenazar con apelar en Pekín que las autoridades dejaron a su familia visitar a Gao en la cárcel. Geng He, esposa de Gao, quien actualmente reside en Estados Unidos con sus hijos, piensa que las autoridades comunistas chinas temen que si lo visitan, los familiares informen a la comunidad internacional de la situación que vive su marido.

Su hermano menor y su suegro hicieron un largo viaje para verlo, pero sólo les dieron media hora de visita bajo un estricto control y vigilancia. Durante el breve encuentro, Gao pudo solamente preguntar por la salud de su familia. Envió unas palabras a su esposa para que crie bien a sus hijos y no se preocupe demasiado por él.

Geng dijo a Radio Free Asia (RFA), antes de la visita, que las autoridades penitenciarias les habían prohibido hacer preguntas sobre el trato que Gao ha recibido. La violación a esta prohibición daría lugar a la suspensión inmediata de la visita. Durante la visita, su hermano le preguntó si podía leer el periódico o ver la televisión, pero lo interrumpieron brutalmente antes de que Gao pudiera responder. Un guardia dijo que no podía responder.

Geng dijo a RFA que la familia había hecho grandes esfuerzos por poder reunirse con Gao. El viaje a través de la remota región de Xinjiang hasta la cárcel es difícil y toma unos diez días. El objetivo más importante de la visita era ver si Gao estaba vivo.

Después de este breve encuentro en la prisión, Radio Sonido de la Esperanza ha tenido varias entrevistas con militantes de derechos humanos chinos de renombre. Hu Jia señaló que durante los últimos ocho años, Gao Zhisheng fue torturado constantemente por el Partido Comunista Chino. Dijo que está encarcelado en un lugar considerado como una “cárcel para terroristas” por los uigures locales.

Según él, “la perversidad del Partido Comunista Chino (PCCh) está totalmente implementado por el sistema central de propaganda y el del comité de asuntos políticos y legales. Poco importa si son los censores de internet, o de los medios de comunicación o la policía política y local, los que bloquean a los peticionarios, la perversidad se lleva a cabo a través de estas personas. Por eso, cuando las enfrentamos, debemos entender que en el fondo se trata de la perversidad del sistema, la maldad del PCCh.”

De acuerdo con Tan Jingling, abogado de derechos humanos de Guangzhou, que conoce bien la persecución a los presos de conciencia por el PCCh, Gao sufre muy probablemente un “control estricto” y la tortura.

Tang agregó que ese “control estricto” realizado por los guardias es muy cruel: se prohíbe a la víctima hablar con nadie, a menudo la encierran en aislamiento en una pequeña celda, o incluso en un espacio pequeño o una jaula donde no se puede permanecer de pie, ni sentarse o aún acostarse. Con el tiempo, es insoportable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s