Este domingo, más de mil millones de asiáticos celebraron la entrada del Año de la Serpiente, con fuegos artificiales y cohetes para alejar los malos espíritus.

Celebración del Año Nuevo Lunar, la mayor festividad del calendario chino, en el Templo de la Tierra en Pekín. (EFE)

El sudcoreano Psy y su famoso baile “Gangman style”, fue la estrella invitada en la cadena Dragon TV de Shanghai.

Los chinos pasaron el domingo en familia, o en el templo, la fiesta se celebra en el este y el sudeste de Asia, y más ampliamente donde hay diásporas chinas. En el continente, las grandes ciudades modernas prácticamente se quedaron vacías, sus habitantes tomaron la ruta de las pagodas y el campo.

El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, pidió a los habitantes prolongar durante el año de la serpiente el aumento de la tasa de natalidad registrada durante el año del dragón. La ciudad depende mucho de los trabajadores extranjeros.

La serpiente, que sigue al dragón en el zodiaco chino, se relaciona con la sabiduría, la riqueza y la longevidad, incluso se considera menos favorable que los otros signos.

En Pekín, las ventas de cohetes y fuegos artificiales fueron un 37% menor este año, en comparación con años anteriores, la gente no quiere agravar la espesa contaminación que asfixia a la capital en las últimas semanas.

Según informes de prensa, las celebraciones tuvieron lugar incluso en los barcos chinos que patrullan cerca del archipiélago reivindicado por Pekín y Tokio en el Mar Oriental de China, en un contexto de deterioro de las relaciones entre los dos gigantes asiáticos.

En Hong Kong, las personas se preparaban para asistir al tradicional desfile naval, por la noche en Victoria Bay rodeada por sus famosos rascacielos.

En Australia, el primer ministro Julia Gillard, envió un tweet deseando Feliz Año Nuevo a 900,000 personas de ascendencia china.

El artista disidente chino Ai Weiwei, quien al parecer no piensa dejar su militancia durante el año de la serpiente, envió el siguiente tweet: “Primera frase del año: Liberen a todos los presos políticos.”