Los restos del poeta y Premio Nobel Pablo Neruda, quien falleció en septiembre de 1973, pocos días después del Golpe de Estado de Augusto Pinochet, serán exhumados en abril para aclarar las circunstancias de su muerte.

Pablo Neruda (Wikipedia)

“Para dar tiempo a la investigación y a los expertos chilenos e internacionales, vamos a fijar una fecha aproximada para la primera quincena de abril”, dijo el juez encargado del caso Mario Carroza.

Se abrió de nuevo el caso de la controvertida muerte del escritor y Premio Nobel de Literatura 1971.

Neruda, de acuerdo con la versión oficial, murió debido al cáncer de próstata el 23 de septiembre, 12 días después del golpe de estado en contra de su amigo, el presidente Salvador Allende.

Pero evidencia reciente ha cuestionada esta versión que sugiere un asesinato patrocinado por la dictadura, para evitar que Neruda se convirtiera, en el exilio, en un rival de prestigio.

Así en 2011, el ex secretario personal y chofer de Neruda, Manuel Araya, afirmó que su jefe, en el hospital, recibió una misteriosa inyección horas antes de su muerte.

La justicia chilena ha revisado recientemente las circunstancias de muertes ocurridas durante la dictadura: se han exhumado los restos de Allende en mayo, para determinar si se suicidó o fue asesinado durante el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973. Los peritos médicos concluyeron que fue suicidio.

Otra investigación está en curso  para determinar las circunstancias de la muerte de otro opositor, el ex presidente (1964-70) Eduardo Frei Montalva, que murió en 1982 después de una cirugía menor.