Aurélien Girard, La Grande Époque

ROUBAIX- En su primera actuación en Francia durante su gira mundial 2013, la compañía de danza clásica china Shen Yun Performing Arts irradió el Nord-Pas-de- Calais y llenó el Coliseo de Roubaix, el escenario más grande de la región.

Denis Lamy, presidente de una asociación para la cultura y las artes, después de la actuación de Shen Yun en el Coliseo de Roubaix, 16 de marzo de 2013. (NTD)

Denis Lamy, presidente de una asociación para la cultura y las artes, después de la actuación de Shen Yun en el Coliseo de Roubaix, 16 de marzo de 2013. (NTD)

Entre los espectadores de esta premier, se encontraba Denis Lamy, presidente de una asociación regional de promoción de las artes y de la cultura. Lamy, quien descubrió Shen Yun en esta ocasión dijo: “Se distingue por la calidad de la actuación, independientemente del ámbito artístico”. “Todo es un espectáculo de una calidad fuera de lo común, de verdad cercano a la perfección.”

De una escena a otra y de las danzas a los cantos, Lamy no dejó de percibir “mucha sensibilidad. Las diferentes representaciones están muy bien sincronizadas, se siente una forma de complicidad entre los artistas, ya sea entre los músicos y los bailarines, al expresarse transmiten fortaleza, generosidad, altruismo y se adecuan al ritmo.”

“Hay mucha magia en Shen Yun, nos sumergimos en un mundo de hadas en perfecta coordinación con el vídeo y la escena, todo está coordinado de manera genial, es realmente un espectáculo de muy, muy alto nivel.”

Y más aún que la perfección técnica, “en un universo como en el que vivimos, de individualismo, transmiten mensajes de amor, de generosidad, de pureza, y hay una enorme sensibilidad, una sensibilidad que transmiten al público.

“Es muy raro encontrar un espectáculo que pase tantos mensajes en términos de valores humanos, nos damos cuenta que hay una universalidad de valores que se manifiesta en cada representación, los valores de apoyo, generosidad… eso se repite mucho, y también algo místico que hace reflexionar sobre el sentido de la vida, sobre la eternidad, sobre el Creador. Es una palabra que aparece a menudo, se trata de mensajes de tolerancia.”

Shen Yun , por lo tanto tiene éxito al crear este puente entre Oriente y Occidente, y al transmitir los valores milenarios de la cultura china a todos los públicos. Para Denis Lamy, en todo caso, las cosas son claras: “Quiero pedir a todo el mundo que vayan a ver el espectáculo, por mi parte estaré esperando el próximo año. Se trata de un descubrimiento y una revelación.”

Este descubrimiento estará de regreso en Francia en abril, después de varias actuaciones en Alemania, Suiza, Suecia y la República Checa. El 12 y 13 de abril, en Paris, los espectadores podrán ver el renacimiento de la cultura tradicional china en el Palais des Congrês.

Y también por primera vez tendrán la oportunidad de ver Shen Yun en la Ciudad de México, en el Auditorio Nacional, los días 6, 7, 8 de mayo. Boletos en las taquillas del Auditorio y en Ticketmaster. ¡No se lo pueden perder!

De acuerdo a un reporte de NTD.

Para mayor información: ShenYunPerformingArts.org

Y en México: http://www.auditorio.com.mx/web/?p=787