Tan Hohwa, Epoch Times

El Partido Comunista Chino concluyó su más importante cambio de liderazgo en la década, Li Yuanchao, aliado del nuevo dirigente del partido Xi Jinping, fue nombrado Vicepresidente de la República Popular China el 14 de marzo.

Li Yuanchao, nuevo vicepresidente de China, nombrado el 14 de marzo en Pekín en el Salón del Pueblo. (Feng Li/ Getty Images)

El nombramiento de Li es importante por dos razones que ponen de relieve un debilitamiento de la facción del ex líder Jiang Zemin. En primer lugar, Liu Yunshan, responsable de la propaganda y leal a Jiang, no fue nombrado para este puesto y en segundo lugar, Li es desde 1998 el primer miembro del Politburó en convertirse en vicepresidente, eliminando la regla no escrita de Jiang, según la cual, sólo un miembro del Comité Permanente del Politburó podía ocupar el puesto de vicepresidente.

El periódico Takungpao, con sede en Hong Kong informó que Li estaba colocado justo después de los siete miembros de alto rango del Comité Permanente y podrá mostrar cierto poder en su nueva posición. Además de ser el primer jefe asistente del equipo de coordinación de Hong Kong y Macao en el Comité Central, Li también va a ayudar a Xi Jinping en relaciones exteriores.

El nombramiento de Li es una señal de que Xi tiene las riendas del poder. A diferencia de su predecesor Hu Jintao, Xi Jinping es también el jefe del Ejército Popular de Liberación, mientras que Hu se mantuvo durante muchos años de gobierno, a la sombra de Jiang Zemin.

Tras asumir el cargo, algunos medios chinos como el Hangzhou Daily, publicaron comentarios que Li hizo durante una conferencia de 2010 como jefe del Departamento de Organización del partido. Dijo que iba a crear un grupo de trabajo especial para tomar medidas enérgicas contra la corrupción con respecto a la compra y venta de cargos en el gobierno.

Zhou Xiaohui, comentarista de Epoch Times dijo que estas declaraciones tenían como objetivo los opositores políticos de Xi, como Jiang Zemin y su secuaz Zhou Yongkang, el ex jefe de seguridad, que son “conocidos por su participación en actos de corrupción.”

Según un artículo de Trend Magazine de Hong Kong de enero, para ser promovidos, los cuadros de nivel provincial deben sobornar al menos a la mitad de los miembros del Comité Permanente, por un total de alrededor de 10 millones de yuanes (1.26 millones de euros) cada uno. El precio para influyentes miembros del partido de alto nivel, como Jiang, para salir del partido es de 30 millones de yuanes (3.78 millones de euros).

Zhou Xiaohui cree que los comentarios de 2010 de Li, en un informe reciente, podría ser una señal de que Xi quiere su ayuda para derrocar a Jiang y sus aliados.

En una reunión en enero, Xi expresó su intención de tomar medidas drásticas en contra de la corrupción entre las “moscas” y los “tigres”, en referencia a los pequeños y a los grandes funcionarios de alto nivel.