Un tipo de azúcar basta para extraer oro del mineral. Investigadores descubrieron por casualidad esta propiedad inesperada de un derivado del almidón.

Utilizan azúcar para extraer oro de manera ecológica.

El proceso más utilizado actualmente por la industria mineral para extraer oro del mineral involucra cianuro, un veneno que solubiliza el metal precioso. El líquido resultante se filtra para recuperar el oro que luego se funde.

Este proceso es el origen de más del 80% del oro producido en el mundo. Pero el uso de cianuro es muy peligroso, con muchos riesgos en caso de fugas, tanto para el medio ambiente como para los trabajadores.

En el norte de Japón, en febrero pasado, una planta metalúrgica dejó escapar cinco toneladas de residuos que contenían cianuro de sodio, suficiente para matar a 125,000 personas, pero afortunadamente la nieve absorbió gran parte de los residuos.

El equipo de Fraser Stoddart, químico de la Nortwestern University de Illinois (EE.UU), afirma haberlo descubierto por casualidad, al tratar de producir en el laboratorio pequeñas estructuras cúbicas capaces de almacenar gases u otras moléculas.

Zhichang Liu, autor principal del estudio publicado el martes en la revista Nature Communications, acababa de mezclar el contenido de dos tubos de ensayo. Uno contenía alfa-ciclodextrina, un tipo de azúcar resultante de la degradación del almidón por una bacteria, la otra solución contenía oro.

Ante sus ojos se formaron pequeñas agujas en la mezcla.

“Al principio, me sentí decepcionado, mi experimento no produjo cubos, pero luego que vi las agujas, quise saber más de su composición”, dijo el joven investigador en un comunicado difundido por la universidad.

Estas agujas sorprendentes son nada menos que un complejo de unos 4,000 nano-filamentos de iones de oro que se encuentran entre átomos de agua y ciclodextrina.

Mejor aún, una geometría perfecta permite a la ciclodextrina y a la solución de oro enlazarse tan estrechamente que hace naturalmente la selección con otros metales preciosos presentes en el mineral, como el paladio o el platino, y en última instancia el oro, precisa el estudio.

“Zhishang encontró la fórmula mágica para aislar oro de todo lo demás respetando el medio ambiente”, dijo Stoddart.

Fuente: AFP