Autoridades de Pekín pusieron en marcha una investigación, debido a un artículo de prensa que describe casos de corrupción que se remontan al año 2007, de los que sería culpable el grupo francés Sanofi, informó la prensa el sábado.

China investiga sobornos en empresas farmacéuticas (Foto: Reuters)

Las autoridades sanitarias de Pekín, en colaboración con las instancias responsables de la lucha contra la corrupción, van a verificar las denuncias publicadas en el periódico 21st Century Business Herald, indicó un funcionario citado por la agencia oficial China Nueva.

El diario, citó una fuente anónima, aseguró el jueves que Sanofi había pagado “en noviembre de 2007” sobornos por un total de 1.69 millones de yuanes (207,000 euros) para aumentar las ventas de sus productos farmacéuticos.

Los sobornos fueron pagados bajo el rubro de “gastos de investigación” a 503 médicos y 79 hospitales de Pekín, Shanghái, Hangzhou y Guangzhou, dijo el periódico haciendo referencia a un documento proporcionado por el informante.

Sanofi dijo el jueves en un comunicado que “tomaría en serio” las acusaciones y había “procedimientos para revisar y responder a estas preguntas.”

“Tenemos el compromiso de defender los principios éticos que rigen nuestras actividades (…) tenemos una tolerancia cero para una práctica contraria a la ética”, insistió Sanofi.

Las denuncias del 21st. Century Business Herald involucra a otro gigante del sector farmacéutico, la británica GlaxoSmithKline (GSK), es objeto en China de una amplia investigación por corrupción.

Las autoridades chinas acusan a GSK de sobornar a funcionarios de las empresas de sector farmacéutico, así como a hospitales y médicos para aumentar sus ventas de medicamentos.

Los empleados de GSK casi pagaron $500 millones de dólares en sobornos, a través de agencias de viajes, proyectos de patrocinio, según la policía china, que detuvo a unas 20 personas en este caso, entre ellos cuatro ejecutivos del grupo.