La compañía taiwanesa Foxconn, principal gigante de la electrónica subcontratista de mundo, reconoció el viernes que sus estudiantes en prácticas profesionales habían trabajado de noche, efectuando horas extras, en violación a sus propias reglas en sus fábricas chinas.

Trabajadores de Foxconn en Shenzhen (Wikipedia)

“En cuanto a las recientes acusaciones en contra del programa de prácticas profesionales en nuestro campo de Yantai, llevamos a cabo una investigación interna y concluimos que existen incidentes en los que no se respetó nuestro código de conducta sobre horas extras y servicio en la noche”, dijo Foxconn en un comunicado.

La declaración responde a informes en la prensa china, donde se acusa que la Universidad Tecnológica de Xian, obligó a sus estudiantes a trabajar como aprendices para Foxconn en Yantai, en la provincia de Shandong, para validad su título.

El Oriental Morning Post citó a estudiantes que afirmaron ser asignados en las líneas de montaje de la PlayStation de Sony, en lugar de concentrarse en las tareas directamente relacionadas con su formación.

Algunos dijeron que trabajaron 11 horas al día. Cuando exigieron salir de la fábrica a mediodía, se les dijo que perderían el beneficio de su práctica profesional y no se graduarían.

Foxconn, dijo en su comunicado adoptar medidas para remediar estas deficiencias.

El grupo es el mayor subcontratista mundial de los gigantes de la electrónica. Provee a Apple, Sony y Nokia, emplea a más de un millón de personas en China.

Según organizaciones de defensa de derechos humanos de los trabajadores, desde 2010, en total se suicidaron 13 empleados de Foxconn,  debido a las duras condiciones laborales impuestas.

Aunque negó estas informaciones, Foxconn aumentó los salarios en casi un 70% en sus fábricas chinas en 2010.