Médicos chinos diagnosticaron cáncer del pulmón a una niña 8 años, atribuyendo la causa a la contaminación del aire, que se ha convertido en un grave problema de salud pública en China.

Contaminación atmosférica en China (Foto: Reuters)

Contaminación atmosférica en China (Foto: Reuters)

La niña, cuya identidad no fue revelada, se convirtió en la persona más joven diagnosticado con cáncer de pulmón en China. Vive cerca de una carretera en la provincia oriental de Jiangsu, informó la agencia de noticias China Nueva.

Según el Dr. Fengdong, médico de un hospital especializado en cancerología de la ciudad de Nankin, la niña respiró durante un tiempo prolongado polvo y partículas nocivas.

Los cánceres de pulmón son raros en los niños. Se diagnostican en promedio a la edad de 70 años, según la American Cancer Society.

La contaminación del aire causa ahora cientos de miles de muertes prematuras cada año en China.

En treinta años, la cantidad de muertes debidas al cáncer de pulmón se multiplicó más de cuatro veces en el país, de acuerdo con las autoridades sanitarias. El cáncer se convirtió en la primera causa de muerte en la capital, Pekín.

Se consideran especialmente peligrosas las partículas PM2.5, de un diámetro inferior o igual a 2.5 micras de diámetro, que penetran profundamente en los pulmones. En Pekín y en otras ciudades chinas, la densidad de PM2.5 alcanza regularmente tasas que pasan 40 veces el máximo recomendado por la OMS.

China, el mayor mercado automotriz del mundo, obtiene más del 70% de su energía de la combustión del carbón. Su medio ambiente está amenazado por numerosas industrias contaminantes, por el tráfico de autos en constante expansión y su indiferencia en proteger el ecosistema.