En Francia se lanzó una campaña para “quitar lo frívolo” al alcohol, y sobre todo “dar valor a los que dicen no” a un producto de consumo que cuesta la vida a cerca de 50,000 personas al año, anunció el jueves el INPES.

Bebidas alcohólicas (nutricion.pro)

“Sinónimo de convivencia, se bebe alcohol entre amigos, en familia (…) negarse a tomar no siempre es fácil”, dice el Instituto Nacional de Prevención de la Educación para la Salud (INPES).

“Por eso la nueva campaña (…) no apunta a los peligros del alcohol, sino facilita los medios para actuar a diario para rechazar una copa más”, dijo en un comunicado la organización de salud pública.

Dos spots transmitidos por el INPES se aprecia a los que dicen no, muestran escenas muy realistas, una al final de la cena y la otra en un bar con un grupo de amigos y uno se niega a tomar un trago más.

“El objetivo no es satanizar el alcohol, sino poner de relieve el comportamiento responsable e inteligente de una persona que puede rechazar un trago más sin pasar por tonto”, explica el INPES.

El alcohol en Francia, es la segunda causa de muerte evitable después de fumar, con 49,000 muertos en 2009, según un estudio reciente del Instituto Gustave-Roussy.

Cuesta directamente cerca de 3 mil millones de euros e indirectamente cerca de 20 mil millones de euros a la sociedad francesa, según el Seguro Social.

“Si el consumo total se redujo en Francia, el número de borrachos declarados y hospitalizaciones debidas al alcohol van en aumento, por eso debemos quitar lo frívolo al producto”, dijo el INPES.

Fuente: AFP