La policía y la aduana belga decomisaron recientemente siete toneladas de marihuana, escondidas en un contenedor lleno de cocos, dijo el viernes el Ministerio de Hacienda.

Cocos (gastroapuntesuniversitarios.blogspot.com)

La droga fue descubierta por la policía belga el 21 de noviembre en Menin (Flandes) en un contenedor que provenía de África.

“Estaba envuelta en paquetes de unos 20x15x5 centímetros” y su valor de reventa se calculó en 14 millones de euros, dijo el ministerio en un comunicado.

A raíz de este descubrimiento, se registró un segundo contenedor en el puerto de Amberes, el segundo más importante de Europa. Varias toneladas de droga, incluyendo el peso y su naturaleza no se habían determinado, se encontraban escondidos en medio de la carga.

“Se trata de un decomiso sin precedentes realizado por la Aduana belga en colaboración con la policía”, dijo el ministerio.

Fuente: AFP