Científicos británicos tuvieron la idea de pasar la Tierra Media del autor británico JRR Tolkien a los últimos modelos del clima.

Mapa del viaje del Hobbit (www.galeon.com)

Mientras se estrena la segunda parte de la adaptación de Peter Jackson de “El Hobbit”, en todas las pantallas del mundo, los climatólogos de la Universidad de Bristol publicaron sus resultados en un estudio.

Tomando como base los mapas dibujados por Tolkien (1892-1973), los investigadores metieron la geografía de la Tierra Media en los modelos informáticos del mismo tipo a los utilizados para nuestra vieja Tierra por la GIEC, Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, la red científica creada por la ONU hace 25 años.

Resultó que la tierra de elección de Bilbo y los otros Hobbits, sería un clima suave y templado “muy similar” al centro de Inglaterra.

En cuanto a Mordor, dominio del terrible y maléfico Sauron, presenta muchas similitudes con Los Ángeles y el occidente de Texas. Incluso sin tener en cuenta la influencia dañina de Sauron, Mordor tenía un clima hostil, caliente y seco, con poca vegetación.

Este estudio se divierte comparando el clima de la Tierra Media con el de nuestra Tierra actual y como era en la época de los dinosaurios, hace 65 millones de años.

“Se trata de una broma, pero también hay un lado serio. Gran parte de nuestro trabajo en Bristol es el uso de modelos climáticos de punta para simular y entender el clima del pasado de nuestra Tierra” y predecir mejor su evolución futura, dijo Dan Lunt en un comunicado.

Si se han realizado modelos climáticos sobre la obra de Tolkien en los equipos de la Universidad de Bristol, “no han recibido ningún financiamiento y fueron realizados en el tiempo libre de sus autores”, insiste la Universidad.

Para los fans de Tolkien o curiosos, los climatólogos fueron muy lejos con la publicación de una versión detallada del estudio en alfabeto élfico: (http://www.bristol.ac.uk/news/2013/10013-elvish.pdf)