China, suprime los campos de reeducación y relaja la política del hijo único

La máxima legislatura de China adoptó la abolición de los campos de reeducación para el trabajo y un relajamiento en la política de control de la natalidad.

Tortura en el campo de reeducación de Masanjia, China (NTD)

Las autoridades habían prometido efectuar estas dos reformas a mediados de noviembre, después de la reunión del Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh) en el poder.

Aparecidos en 1957, el sistema de reeducación por el trabajo, o laojiao, permite detener a las personas por la simple decisión de la policía, hasta por cuatro años.

Objeto de múltiples abusos, impopular y denunciados por organizaciones de defensa de derechos humanos, estos campos se han utilizado para reprimir las voces disidentes, los que denuncian la corrupción, o los que simplemente el régimen ve como enemigos.

Un informe de la ONU publicado en 2009, estimó en 190,000 la cantidad de personas detenidas en virtud de este sistema.

Sin embargo, Zhao Guangjun, activista con sede en Liaoning, dijo a la AFP que esta supresión “no representa un cambio importante”, las autoridades pueden imponer la detención de uno a más meses en establecimientos de la policía y “el gobierno siempre va a castigar a las personas prolongando su estancia en un centro de detención por cualquier motivo”, agregó.

De hecho, los expertos han advertido la probable persistencia de detenciones arbitrarias en China.

Las “cárceles negras” ilegales, campos llamados “centros de rehabilitación para drogadictos” y otros sitios se utilizan para detener a ciudadanos sin ningún tipo de decisión judicial, advirtió a mediados de diciembre la ONG Amnistía Internacional.

El Comité Permanente de la APN adoptó también una resolución este sábado “para permitir que las parejas, en las que uno de ellos es hijo único, a tener dos hijos”, instando a las autoridades provinciales a “enmendar sus reglamentos y a tomar medidas específicas” en consecuencia.

Las nuevas normas entrarán en vigor “en algunas provincias y regiones” en el primer trimestre de 2014, aseguró a principios de esta semana un alto funcionario de la Junta Nacional de Salud y Planificación Familiar.

La llamada política de un solo hijo, se implementó en 1979 para frenar el crecimiento de la población en el país más poblado del mundo. Evitó, según las autoridades 400 millones de nacimientos.

Según los expertos, el cambio sólo beneficia a cerca de 10 millones de parejas, y está abiertamente diseñado para frenar el envejecimiento de la población china.

La tasa de fecundidad del país se redujo en más de una década a 1.5 hijos por mujer, muy por debajo del umbral que garantiza la renovación generacional, y el país vio bajar en 2012 su población activa, por primera vez desde 1963.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s