El director chino Zhang Yimou, que violó las reglas de planificación familiar por tener demasiados hijos, se defendió invocando el respeto a la “tradición” y aseguró que los ingresos de los que dependen el cálculo de las multas, eran “inseguros”.

El director de cine chino Zhang Yimou en una foto de abril de 2013. (Etienne Oliveau/ Getty Images)

Después de meses de rumores, el realizador de “Esposas y Concubinas” y “La Casa de las Dagas Voladoras” reconoció a principios de diciembre, haber tenido dos hijos y una hija con su actual esposa, admitiendo así haber violado la política de un solo hijo y pidió disculpas.

En una entrevista con la agencia oficial China Nueva, Zhang dijo que violó la estricta política de control de la natalidad porque su propio padre, antes de morir, le indicó que deseaba un nieto “para que llevara su nombre”.

La multa que pagará el director de cine se calculará en función de sus ingresos en los años previos a los nacimientos.

Los medios de comunicación chinos calcularon que el cineasta puede ser multado por 160 millones de yuanes (20 millones de euros).

Pero según los documentos que Zhang envió a la administración, sus ingresos totales en el año 2000 eran sólo 2, 760 yuanes, o sea 328 euros de ahora, informó la agencia China Nueva.

Como todos sus ingresos por los años en cuestión representan 3 millones 600 mil yuanes (427, 000 euros), debe pagar una multa de más de 7 millones de yuanes, dijo la prensa oficial, citando la estimación de un abogado.

Aunque mucho menos que la suma especulada por los medios de comunicación, no obstante será la multa más alta que se haya impuesto por la violación a la política de un solo hijo.

“Nos escondíamos aquí y allá, como guerrilleros por exceso de nacimientos”, comentó el realizador, refiriéndose a un sketch cómico de los años 90 de una pareja huyendo constantemente para ocultar los nacimientos múltiples.

Anteriormente elogiado por hacer películas prohibidas por la censura, Zhang Yimou, de 62 años, se convirtió en uno de los promotores del régimen, que lo llamó para realizar la apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.