El teléfono inteligente no es tan amigo de la salud como se cree, a pesar de las aplicaciones móviles que prometen mejorarla, que se encuentran en el Salón de Alta Tecnología Internacional CES en Las Vegas.

Smarthphone Nokia N8 (2010). (Wikipedia)

“Siempre está caliente, en lugares oscuros, las bacteria se desarrollan en el teléfono”, advierte Dan Barnes, cofundador de la Sociedad Americana de Phonesoap.

Este último presenta en el CES una caja de esterilización, que mata las bacterias del teléfono mientras se vuelve a cargar.

“Todo comenzó en la universidad”, dijo Dan Barnes a la AFP. “Tuvimos la idea al leer un estudio, según el cual los celulares eran 18 veces más sucios que los baños públicos.”

La caja de esterilización de Phonesoap usa rayos UVC que “destruyen el ADN de las bacterias, de modo que no pueden vivir en su teléfono”, afirma Dan Barnes.

El producto se vende desde noviembre por $49.95 dólares en el sitio web de la empresa, www.phonesoap.com, que asegura poder enviarlo a los Estados Unidos como al extranjero. Una versión más grande para tabletas, está prevista para el verano.

La idea se expande. Otra compañía, Cleanbeats, presenta en el CES un aparato en el que se pone el celular para esterilizarlo.

El dispositivo cuenta con una tecnología desarrollada en la NASA, e incluye altavoces para música almacenada en el teléfono. Todo por el mismo precio, el dispositivo pronto estará en el mercado, pero va a costar unos $499 dólares, según su agente comercial, Dennis Rocha.

Fuente: AFP