Tres años de guerra en Siria, han obligado a más de nueve millones de personas a huir, este éxodo ha generado la mayor cantidad de desplazados del mundo, según la ONU.

Niños sirios en un campamento de refugiados. (Foto: ACNUR)

“Es inaceptable que un desastre humanitario de esta magnitud pueda tener lugar ante nuestros ojos, sin el más mínimo índice de progreso que detenga el derramamiento de sangre”, dijo el jefe del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres.

Más de dos y medio millones de sirios están actualmente registrados o con registro pendiente, en las listas de refugiados en los países vecinos, una población que está a punto de superar la de los afganos, con la más grande cantidad de refugiados del mundo.

Además, más de seis y medio millones de personas han abandonado sus hogares y ahora viven en Siria como desplazados.

En total, más del 40% de la población del país ha huido, según la ACNUR al menos la mitad de ellos son niños.

“No se deben escatimar esfuerzos para lograr la paz. Y debe hacerse todo lo posible para aliviar el sufrimiento de la gente inocente atrapada en el conflicto y obligada a dejar sus hogares, comunidades, trabajos y escuelas”, dijo el Sr. Guterres en un comunicado.

El conflicto comenzó con una violenta represión del gobierno contra manifestaciones efectuadas en marzo de 2011, hasta ahora con 140,000 muertos.

El impacto del conflicto también tuvo un impacto devastador en la región.

En Líbano, el número de refugiados se acerca a un millón y podría alcanzar más de millón y medio a fin de año.

“El Líbano ya es el país, en la historia moderna, que cuenta con el mayor número de refugiados per cápita”, según la ACNUR que calcula la cantidad de refugiados en cerca del 20% de la de la población.

En Jordania llegaron 584,000 refugiados sirios, 634,000 en Turquía y 226,000 en Irak, según la ONU.

“Imaginen las consecuencias económicas y sociales devastadoras de un ataque a Líbano o a otros países de la región”, agregó el Sr. Guterres que instó a un apoyo internacional más consecuente con los refugiados.

Excluyendo a Turquía, sólo el 4% de los sirios han encontrado refugio en Europa, según Guterres, quien lanzó la alarma ante los riesgos, cada vez más grandes, que toman los refugiados para intentar pasar ilegalmente a Europa.

“Qué clase de mundo es este, que cuando los sirios huyen de un conflicto sangriento, deben arriesgar su vida para encontrar seguridad, y finalmente al alcanzarla, sean llevados de nuevo a la frontera”, protestó el jefe de la ACNUR.

La ACNUR pidió a Europa, América del Norte y la región Asia-Pacífico a recibir al menos 30,000 refugiados sirios este año, y 100,000 más entre 2015 y 2016.