De acuerdo con un grupo internacional de científicos planetarios, la Luna tiene 95 millones de años, después del inicio del sistema solar, en base a un nuevo “reloj”, descrito en la revista Nature.

Avión de pasajeros vuela, con la Luna de fondo, durante un eclipse parcial (Foto: Reuters/ Mark Wessels)

El sistema solar se formó hace 4560 millones de años. Según el modelo aceptado hoy en día, la Luna nació cuando la Tierra apenas estaba formada, de una colisión masiva con otro planeta del tamaño de Marte. Los escombros expulsados por la colisión se volvieron a acumular para formar la Luna. El impacto también causó el arranque del acto final de la formación del núcleo de la Tierra.

Se han propuesto varias fechas para tal evento, a partir de isótopos radioactivos, algunos sugieren que se pudo producir unos 30 millones de años después del nacimiento del sistema solar, otros lo sitúan después, 50 o 100 millones de años después del nacimiento del sistema solar.

Un equipo de científicos planetarios franceses, alemanes y estadounidenses, dirigidos por Seth Jacobson y Alessandro Morbidelli, del Observatorio de la Costa Azul (Niza, Francia), usó un método diferente para determinar la edad de la Luna, con base en simulaciones numéricas y la composición química del manto terrestre.

Los científicos descubrieron “una relación entre el momento en el que se produjo la colisión que formó la Luna y la cantidad de material que la Tierra adquirió después de la colisión gigante”, dijo el Observatorio en un comunicado.

La relación es “un reloj real para fijar la fecha del suceso que condujo a la formación de la Luna”, añade.

El nuevo reloj data la Luna en 95 millones de años (con un margen de error de 32 millones de años) después del inicio del sistema solar, excluyendo la hipótesis de una formación anterior.

También confirma que la Tierra es “el planeta que tomó más tiempo para formarse en nuestro sistema solar”, dijo Alessandro Morbidelli en un intercambio de correos con la AFP.

Fuente: AFP