Se retiraron de los principales sitios web chinos cuatro series estadounidenses, donde se ofrecían de manera legal, lo que podría traducirse en “una vigilancia más estricta” del contenido, dijo el lunes la prensa estatal.

(Foto: geekets.com)

Desde el sábado, la serie “The Big Bang Theory”, “The Good wife”, “NCIS” y “The Practice” ya no están disponibles en tv.sohu.com, youku.com y v.qq.com, las más populares plataformas de vídeo en internet de China, aunque los derechos de las series “se hayan adquirido legalmente” por estos sitios, informó el Global Times.

Las autoridades chinas ejercen una censura estricta en internet, desde los medios de comunicación hasta las películas, pasando por los blogs, ansiosos de silenciar la disidencia y eliminar todo contenido susceptible de amenazar el “orden social”.

Pero en el caso de estas cuatro series de televisión, muy populares entre los chinos aunque tienen poco contenido sexual o político, es difícil de saber por qué las autoridades consideraron su difusión como “inapropiado”.

El organismo responsable de la regulación de películas y medios de comunicación, la Administración del Estado para Prensa, Edición Radio, Cine y Televisión, no hizo ningún comentario sobre las tres plataformas de vídeo en cuestión.

Las series americanas como también las británicas “tienen cada vez más éxito en China”, e “importar estos programas se ha convertido en un próspero negocio”, observó el Global Times, un periódico oficial.

La retirada de estas series “podría ser la señal de que las autoridades van a imponer un control más estricto en estos contenidos”, dijo Be Chenggong, crítico de cine citado por el periódico.

Muchos internautas chinos mostraron su frustración e incomprensión: ¿Qué encontraron de inquietante en “The Big Bang Theory”?, una comedia sobre un grupo de jóvenes frikis californianos, se preguntaba un usuario de la red social Weibo.

Otros se quejaban amargamente de la falta de series chinas de calidad equivalente, que a menudo se reducen a telenovelas o series de guerra a intrigas caricaturescas y de desvalidos.

“Si se produjeran (en China) programas de televisión que no insulten a la inteligencia de los espectadores (…) ¿creen que buscaría series extranjeras?, bromeó un usuario.

En una circular emitida en enero, la autoridad china a cargo de la censura dijo que pretende “aplicar un sistema estricto de aprobación antes de la difusión” y retirar contenidos de internet que se considera violan el reglamento.