La libertad de prensa tuvo sus años más oscuros en esta década, sobre todo en Egipto, Turquía y Ucrania pero también en los Estados Unidos en asuntos de seguridad nacional, denuncia un estudio realizado en EE.UU. publicado el jueves.

Periódicos (Foto: freeimages.com)

De acuerdo con el informe anual de la ONG Freedom House, solamente el 14% de la población mundial tiene acceso a una prensa “libre”, o sea una persona de siete, el 44% de la población mundial vive en zonas donde la prensa “no es libre”, y el 42% en zonas donde los medios de comunicación son “parcialmente libres”, señala el informe.

“Estamos viendo una disminución general de la libertad de prensa, con gobiernos y actores privados que atacan a los periodistas, ya sea prohibiendo su acceso a los eventos, censurando, o despidiéndolos por motivos políticos”, afirma la ONG.

De los 197 países examinados minuciosamente en 2013, Freedom House enumera 63 países “libres”, 68 “parcialmente libres” y 66 “no libres”.

La evaluación general del ejercicio de la libertad de prensa cae a su nivel más bajo desde 2004.

Deteriora los resultados China, considerado “no libre” y la India “parcialmente libre”, ya que ambos países presentan más de un tercio de la población mundial.

Los Estados Unidos redujeron su puntuación en comparación con el año pasado, debido “a la voluntad limitada de los altos funcionarios responsables de proporcionar información a la prensa”, y los ataques contra periodistas en las investigaciones criminales.

Holanda, Noruega y Suecia destacan como los países donde los medios de comunicación son más libres. Corea del Norte ocupa el último lugar, justo detrás de Turkmenistán y Uzbekistán.