En África, cada año mueren dos millones de niños menores de 5 años, el descenso en la mortalidad infantil choca con la alta fertilidad, dijo el domingo un responsable de la UNICEF.

Niños africanos (Foto: taringa,net

Pero el crecimiento demográfico de la región es “enorme”, con el tiempo la cantidad de niños menores de cinco años que mueren cada año por causas que se pueden prevenir “no ha cambiado”, para mantenerse en “dos millones”, dijo Manuel Fontaine, Director Regional de la UNICEF para África Occidental y Central, en una entrevista para la AFP.

La cifra corresponde al 30% de la mortalidad de este grupo de edad en todo el mundo, cuando solamente un niño de menos de 5 años de 10 vive en la zona, dijo el Sr. Fontaine, poniendo de relieve la gran “desproporción”.

El crecimiento de la población en África Central y Occidental es un fenómeno preocupante, según el funcionario de la UNICEF, citando el caso de Nigeria, actualmente con 170 millones de habitantes, pero se espera que su población crezca a 400-450 millones en 2050, a casi mil millones de personas a finales de siglo, para convertirse en el tercer país más poblado del mundo, si su fertilidad no baja.

A partir de 2050, un nacimiento de 3 ocurrirá en África, para pasar, en 2100, a un nacimiento de dos.

En estas circunstancias, imposible que África aproveche su “bono demográfico”, que han usado muchos países de Asia para crecer económicamente, cuando su población activa era más importante que su población joven o vieja, lamentó el Sr. Fontaine.

Ghana y Senegal, dos democracias estables, son buenos estudiantes de la zona, al contrario de la República Democrática del Congo, Sierra Leona, África Central o Nigeria, con fecundidad excesiva.

Para luchar contra este fenómeno, se debe privilegiar la educación, especialmente para las niñas, además de la salud y la promoción de la planificación familiar. Es decir tomar conciencia de la magnitud del problema.