Menguante o creciente, la Luna, tan familiar para los terrícolas, guarda su misterio. Un equipo de investigadores propuso el miércoles en la revista Nature una explicación del porqué no es una esfera perfecta.

Parece redonda pero no es una esfera perfecta. (Foto: AFP)

El satélite de la Tierra no es una esfera perfecta, sino ligeramente aplanada. La Luna está distorsionada por una ligera protuberancia en la parte visible desde la Tierra, y otra en el lado oculto.

El equipo de Ian Garrick-Bethell (Universidad de California, Santa Cruz, EE.UU.) explica la forma particular por los “efectos de las mareas”, fuerzas gravitacionales ejercidas por la Tierra desde la infancia de la Luna, hace 4 mil 400 millones de años.

Según los investigadores, las primeras fuerzas de las mareas ejercidas por la Tierra, las más cercanas de la Luna, calentaron de forma desigual, dependiendo de su ubicación, la corteza de la Luna, cuando flotaba aún en un mar de roca fundida. Lo que dio su forma, ligeramente estirada como un limón.

Más tarde, cuando la Luna se enfrío, las fuerzas de las mareas deformaron su exterior y solidificaron sus bandas.

El efecto de marea sincronizado con la rotación de la Luna y su revolución alrededor de la Tierra, hace que veamos siempre la misma cara de la Luna.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de Garrick-Bethell analizó la topografía de la Luna, ignorando sus enormes cráteres, que aparecieron más tarde.

Las ideas detrás de este estudio se inspiraron en los procesos del trabajo en Europa, la luna de Júpiter. Europa tiene un océano líquido bajo la superficie de hielo.

Las mareas de Júpiter actúan en la capa de hielo de Europa y causan el recalentamiento, que esculpe su forma.

Hace mucho tiempo, la Luna era similar, una capa de roca flotando en la roca fundida.

De manera más general, la comprensión del proceso evolutivo precoz de nuestro vecino celeste más cercano, podría aclarar los fenómenos que podrían operar en otros objetos de nuestro sistema solar.

La Luna se encuentra a una distancia media de la Tierra de 384,000 Km y se aleja 3.8 centímetros por año. Su circunferencia al ecuador es de 10,920 Km, 3.7 veces inferior a la de la Tierra (40,000 Km).