SIDA, SARS, H1N1, Ébola, regularmente aparece la amenaza de un virus, favorecido por la presión demográfica, los cambios de estilo de vida, el calentamiento global.

Foto tomada con microscopio en 2009 de un virus H1N1 en el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, en EE.UU. (afp.com)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 154 nuevas enfermedades virales se descubrieron entre 1940 y 2004, de las que la tercera parte son infecciones transmitidas del animal al hombre (zoonosis), o como en el caso del virus del SIDA; transmitido a los humanos en el siglo XX por los chimpancés en África, es la fuente de una de las epidemias más mortales de los últimos cincuenta años, con casi 40 millones de muertes.

Los virus emergentes provienen principalmente de países del sur, sea Asia o África, y su propagación en el resto del mundo se facilita en gran medida por el transporte aéreo.

Las enfermedades emergentes pueden ser causadas por mutaciones o recombinaciones virales, observadas sobre todo en el virus de influenza.

Un virus puede finalmente “emerger” en una zona donde anteriormente estaba completamente ausente, porque los enfermos o los animales atravesaron las fronteras y llegaron a poblaciones no inmunes, así se vuelve más virulenta: el mejor ejemplo es el virus Nil occidental, transmitido por los mosquitos.

Aislado en 1937 en Uganda, luego se observó en Medio Oriente en los años 50, se introdujo en 1999 en América del Norte donde se propagó y causó cientos de víctimas, por lo general después de una meningitis o encefalitis.

Pero antes de atacar al hombre, el virus puede permanecer mucho tiempo confinado en un reservorio animal, en general aves silvestres o murciélagos.

Para ir más allá, necesitan huéspedes intermediarios más estrechamente relacionados con los humanos, como los cerdos, aves o mosquitos y condiciones favorables.

La gripe aviar H5N1, apareció en el sur de China, en zonas densamente pobladas y una alta densidad de cría de pollos.

El coronavirus, origen del SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), que causó grave crisis sanitaria mundial en 2003 y mató a casi 800 personas, principalmente en Asia, pudo migrar del murciélago al hombre a través del cebollín silvestre cultivados para abastecer los restaurantes de Cantón.

Calentamiento Global

La deforestación conduce a acercar los animales salvajes a las zonas habitadas, mientras que el calentamiento climático favorece la multiplicación de los mosquitos en las regiones donde antes eran desconocidos.

Es el caso del virus del dengue y de chikungunya, llevados por dos mosquitos, uno de ellos el mosquito tigre (Aedus albopictus), siempre restringido a Asia Sur-Oriental, pero ahora se encuentra en el continente americano y parte de Europa.

Para algunos científicos, se cumplen las condiciones para que el chikungunya, virus que apareció primero en África y la India, y que está golpeando el Caribe, se propague en el futuro en todo el continente americano.

En cuanto al virus del Ébola, descubierto en 1976, con dos brotes simultáneos en Sudán y la República Democrática del Congo, no inquietaba mucho a los especialistas hasta la actual epidemia.

En el pasado, la infección se limitaba a unas pocas aldeas y había tal mortalidad que el virus se debilitó y la epidemia se detuvo.

Al tocar las ciudades de varios países de África Occidental, el virus se convirtió en una amenaza para las poblaciones en cuestión, enfrentando sistemas de salud deficientes, a pesar de que se transmite por contacto directo con infectados y no por vía respiratoria, como fue el caso del SARS.

Según los expertos, el Ébola tiene, poca probabilidad de extenderse fácilmente a otras partes del mundo.