“Reserve papel higiénico”, se trata de una medida cautelar, muy seria, del gobierno japonés, como parte de una campaña de concientización dirigido a los ciudadanos en caso de desastres naturales, siempre probables en el archipiélago.

Rollos de papel higiénico ( Foto: lapatilla.com)

“Estén preparados”, difundió el Ministerio de la Industria en una exposición celebrada en Tokio antes de la jornada nacional de desastres, que se lleva a cabo cada año el 1º. de septiembre en conmemoración del gran terremoto de Kanto (más de 100,000 muertes en 1923).

“Aproveche esta oportunidad, por favor, comience a acumular reservas de rollos en casa”, insiste. Y precisa: en cantidad suficiente para mínimo un mes, el tiempo necesario para un regreso normal del mercado en caso de desastre mayor.

Debido a que en esta situación, “la cantidad de baños utilizables es siempre un problema”, principalmente la escasez de papel, dicen las autoridades, como lo demostró la falta de suministro durante el terrible terremoto que asoló el Tohoku en marzo de 2011.

Las familias se precipitaron en las tiendas, vaciaron estantes, incluso en zonas alejadas del desastre, entre ellas Tokio.

La capacidad de producción de papel higiénico es particularmente vulnerable, señala el ministerio. Se concentra en la Prefectura de Shizuoka, una región de alta exposición a los riesgos de terremotos.

El gobierno recuerda regularmente al público la importancia de tener en casa provisiones de bienes de primera necesidad (comida, baños portátiles, linternas y agua potable, entre otros). Sin embargo, esta consigna no la siguen la mayoría de los hogares nipones.